jueves, 7 de febrero de 2013

Lenguaje memotécnico


Hace ya tiempo hablamos aquí de ese lenguaje técnico y colosal que emplean muchos profesionales de diversos ámbitos, no para hablar con mayor propiedad, sino para parecer más expertos, más especializados.
Estas personas,  en vez de decir “desde el principio” o “desde el primer momento”, dicen  desde el minuto cero, y  en vez de añadir “otro detalle” o “algo más”,  añaden un plus.
Uno de los campos donde  se dan mucho estos arrebatos de lenguaje técnico- tontorrón es la economía, donde encontramos expertos en la materia que dicen cosas como  “un default en el sistema bancario”.
Preguntémonos por qué este amante de la rimbombancia no pudo usar alguna palabra española, de esas  que se entienden divinamente.
Probablemente fue por la misma razón por la que otro entendido en la cosa financiera y bursátil dijo que “los mercados panican”.
Claro,  es que “se asustan” o “sienten pánico” o “se ponen nerviosos” lo puede decir cualquiera. En cambio, el verbo panicar solo está al alcance de los más versados y doctos.
Otro verbo técnico, muy apropiado también para el ambiente bancario, es aperturar: “¿Usted participó en aperturar cuentas bancarias en el extranjero?”, le preguntó un abogado a un famoso acusado de blanquear dinero.
 
El mundo de la medicina también es fuente de satisfacción para quienes gustan del lenguaje técnico-insensato.
Por ejemplo, si alguien sufre una experiencia terrible no quedará traumatizado sino shockado.
Y los pacientes que están en la sala de espera no están ahí esperando a que los atiendan. No, están esperando “la resolución de su proceso asistencial.” 
También en el ámbito de la educación encontramos casos de ese lenguaje técnico cuyo objetivo parece ser decir las cosas lo menos claras posible. Aunque esto a veces tiene sus ventajas, seamos ecuánimes,  porque gracias a este lenguaje ortopédico y aparatoso, los estudiantes ya no suspenden, sino que están “pendientes de evaluación positiva”. Lo cual, convendrán ustedes conmigo, resulta  mucho más alentador.
 
Por último, hay otra actividad, la jardinería, cuyas posibilidades léxico-festivas están todavía, creo yo, sin explotar, aunque ya se va viendo que algunos se están esforzando por darle lustre y brillo lingüístico a la profesión.
Así, por ejemplo, en vez de "regar las plantas" algunos ya dicen, "cuidarlas  a nivel hídrico”. Y en vez de "abonar el jardín", dicen "prestarle atención a nivel suelo”.
Unos comienzos prometedores, sin duda.

 
Lo cierto es que yo, al escuchar estas cosas, me quedo shockada y panico un montón, porque me parece que en nuestro idioma se está produciendo un default y que no le estamos prestando la debida atención a nivel vocablo.
 

 

15 comentarios:

loquemeahorro dijo...

¿Y el selectivo español? Que los que hablan de fútbol lo utilizan para la selección, y los de la bolsa, para hablar de la ídem.

Ay, gracias, como sabes a mí este tema también me hace panicar un montón.

Y gracias por "técnico-tontorrón" y las "posibilidades léxico-festivas", que me han encantado.

Sara dijo...

El otro día me quedé pasmada cuando, al oír la noticia de las seis jóvenes violadas en Acapulco, vi que la periodista allí desplazada decía que los turistas habían "rentado" un bungalow. Aunque la reportera no tenía acento mejicano (sino español de tomo y lomo), lo atribuí a que la "reporter", quizá, usaba el verbo habitualmante empleado en México. Pero ahora, querida Ángeles, tu texto me ha puesto a pensar. ¿Quién sabe? A lo mejor lo de "alquilar" de toda la vida se esté quedando obsoleto.

Miles de besos.

JuanRa Diablo dijo...

He llegado a lograr una acertada captación a nivel cognoscitivo de lo que pretendes comunicar, o lo que es lo mismo ¡Qué risa, qué bueno y qué cierto! xD

Lo de panicar me ha encantado, porque yo suelo inventar palabras: "No hagas burlancia de mí" o "La velocidad me da paniquismo", así que en un contexto de guasa me parecen todas geniales, pero claro, no estás de broma al decir que todas estas expresiones se utilizan en serio, ¿verdad? Incredibol!

Pues créete que si alguien me dice que los geranios necesitan cuidados a nivel hídrico me podría dar un ataque de risa (¿o debería decir una irrupción de hilaridad?)

¡Cuánta nonsensería, my cat, cuanta nonsensería...!

Ángeles dijo...

Ay, es verdad, loque, el selectivo español se me ha olvidado, y mira que me lo dijiste…

Gracias a ti, y no paniques mucho, que luego tienes que coger el cinco ;-D


Pues es verdad, Sara, parece que lo natural y lo sencillo es anticuado para quienes quieren resultar especiales en su forma de hablar, y a falta de estilo propio, o de algo interesante que decir, van colocando palabras ajenas o frases recauchutadas para captar algo de atención. Digo yo.


JuanRa, me alegro mucho de que hayas captado a nivel cognoscitivo :-D la significancia del proceso argumentativo que he posteado.

Efectivamente, las palabras o frases locuelas son geniales y yo me divierto mucho con ellas (as you do), pero colar lo risible en un contexto formal y pretender encima que los tomen en serio...

Ay, me ha encantado la nonsensería :-D

jaramos.g dijo...

¡Extraordinario artículo-denuncia! Enhorabuena. Por efectuar una pequeña aportación también, en esa misma línea, incluyo una anécdota: el otro día la señorita que da números en una consulta médica le pidió a alguien por teléfono que le "wassapeara" (¿es la grafía apropiada?) no sé qué dato. Salud(os).

juan dijo...

A mi me ha gustado lo de "la resolución de su proceso asistencial"

Mestalsaurio dijo...

Ups...no sé porqué el comentario anterior no se ve correctamente. Quería decir que:

...Si es que el "spread" entre lenguaje técnico y lenguaje normativo se ensancha cada día...y acrecenta la "prima cultural" , juajua!

Me apunto lo de panicar, jajaja! ;)

Ángeles dijo...

jaramos, muchas gracias por tu entusista valoración. Y gracias también por la anécdota, que tiene wassa (perdón por el chiste fácil).

Salud(itos).

juan, es normal que te haya gustado esa frase, tan precisa y tan clara. Como tiene que ser.

Metalsaurio, ¿la prima cultural tiene algo que ver con la prima de riesgo? ¿Y a lo mejor por eso nos hace panicar? ¿O estoy aperturando un debate distinto?
Lo que sí que es verdad es lo del spread ese :-D

Juann dijo...

Como siempre, Ángeles, un genial artículo donde pones a cada uno en su sitio y dices las cosas como son. Yo también he panicado un poco al darme cuenta de que nuestra querida lengua se nos va al garete. Me gustaría añadir que todo esto se debe, fundamentalmente, a dos tonterías que se cultivan con profusión en esta época de meapilas políticamente correctos: por un lado, el abuso del eufemismo, o sea, el no llamar a las cosas por su nombre; y por otro, el abuso de las jergas pretendidamente crípticas, supuestamente al alcance de solo unos pocos iniciados, para distinguir a esos grupos del resto de la plebe. Todo ello para conseguir una curiosa finalidad: que el lenguaje, en lugar de servir para comunicar y entenderse, sirva para todo lo contrario: para crear ambigüedad y confusión. Pero esto no es nuevo, ya lo dijo alguien: el lenguaje y la mentira nacieron al mismo tiempo.

Manuela dijo...

¿Qué me dices de los que se empeñan en recepcionar en lugar de recibir? Con lo cálido que es recibir, vamos, no hay comparación...
¿Y a los que les encanta la climatología cuando deberían decir el tiempo? Por cierto, me vas a permitir que me cite, ya que dediqué en mi blog una entrada a esto: http://conpropositodeenmienda.blogspot.com.es/2012/04/el-tiempo-de-la-climatologia.html

En fin, que mucha tontería es lo que hay...

Fenomenal tu entrada, guapa.

Abrazos.

Ángeles dijo...

Muchas gracias, Juann, .
Qué verdadero me parece eso de que el lenguaje y la mentira nacieron al mismo tiempo. Pero le falta algo: la pamplina también nació en ese momento :-)

Ay, sí, Manuela, la climatología es la repera, prima hermana de la rumorología, según la información que he recepcionado, jeje.
Voy a ver ese enlace.
Gracias!

MJ dijo...

¡Me he quedado flasheada! :-P
Estoy totalmente de acuerdo con Juann.
Este tema tiene mucha miga y lo cuentas con un gran sentido del humor, así que cosas que me harían enfadar, me hacen sonreir. Gracias :-)

Ángeles dijo...


MJ, me alegro de que hayas cambiado el enfado por la sonrisa. Eso es bueno, jeje.
¡Gracias!

Anónimo dijo...

Aquí veo yo una mezcla de "gambismos" y de eufemismos, esas palabras tan hipócritas, que me han hecho reír mucho a nivel carcajada.
¡Pero seremos tontos! (y me incluyo porque estoy seguro que yo también peco de esta pedantería).
carlos

Ángeles dijo...

Me encanta, Carlos, que te hayas reído a nivel carcajada, ja, ja. Yo creo que la risa y el sentido del humor es un buen antídoto contra el esnobismo y la tontería, así que dudo mucho que tú estés contagiado de pedantería :)