lunes, 22 de octubre de 2012

Traducciones simpáticas


Segunda parte
 
(viene de aquí)
 
Terminaba la entrada anterior con una referencia a ciertas expresiones que se utilizan en español directamente, es decir, no en textos traducidos, sino elaborados originalmente en español. Son frases que en algún momento fueron traducidas de forma inexacta y que así se siguen reproduciendo.

Una de ellas es “más grande que la vida”,  traducción literal de “bigger than life”, expresión que equivale a extraordinario.
Se utiliza con frecuencia en críticas y comentarios sobre obras artísticas, por ejemplo películas y videojuegos, como aquí : “Para soñar con un cine más grande que la vida”.
O como acá : “Skyrim: más grande que la vida”

Y siempre con ese sentido de extraordinario, magnífico, sensacional, superior, excelente, sobresaliente, maravilloso, fuera de lo común, grandioso
¡Anda!, cuántas formas tenemos en español para decir bigger than life sin tener que calcar la expresión inglesa…
Bueno, yo estoy segura de que las personas que han utilizado la expresión en estos textos saben perfectamente que es un ‘transplante’ lingüístico innecesario y tontorrón, pero a lo mejor les parece que queda muy chuli y moderno.

Nuestra segunda expresión del día es “truco o trato”, que, como todo el mundo sabe, es la versión española de “trick or treat”, la famosa fórmula que caracteriza la fiesta americana de Halloween.
Yo tengo dos teorías con las que me intento explicar por qué en un momento dado “trick or treat” se convirtió  en “truco o trato”.
Glowing pumpkins in a dark...Primera teoría: lo tradujo alguien que sabía que trick significa truco y que treat significa tratar (verbo); pero no sabía que trick también significa travesura o broma, ni que treat (sustantivo) significa golosina, chuchería, regalo, detalle.
Porque al fin y al cabo de eso se trata: de dar golosinas o regalitos a los niños para que no te hagan una trastada.
Segunda teoría: se tradujo así a sabiendas de que “truco o trato” es una traducción muy poco atinada, pero se eligió esta forma para mejor imitar el ritmo y la sonoridad de la expresión original.

A colación de esto –y permítanme la tontería- intento yo imaginarme qué pasaría si los americanos nos copiaran a nosotros alguna de nuestras celebraciones tradicionales, propias y arraigadas en la tierra de los siglos. Por ejemplo, los desfiles procesionales de la Semana Santa, o la Feria de Sevilla, los Carnavales de Cádiz, las Fallas de Valencia…
Tendrían que transplantar al inglés expresiones propias de dichas fiestas, con el ridículo resultado de “To the heaven with her!” (¡Al cielo con ella!), cuando levantaran el trono o paso de la Virgen; o “Long live the Captive!” (¡Viva el Cautivo!), cuando pasa por las calles la figura del Cristo hecho preso; o “Excellent there, my soul! (¡Ole ahí, mi arma!); “What a salt-shaker you have!” (¡Qué salero tienes!).
Y cosas así.

La última expresión de hoy es “simpatía por el diablo” ("sympathy for the devil"), locución muy famosa y popular porque es el título de una canción de The Rolling Stones.
Pero, como muchos saben y algunos desconocen, sympathy no significa simpatía, sino compasión.
De hecho, en los diccionarios aparecen sympathy y compassion como sinónimos.
Una vez más, estamos ante una “fotocopia”,  una traducción palabra por palabra, de esas que tanto nos dejan en evidencia.

La expresión “sympathy for the devil” se usa en inglés cuando alguien manifiesta compasión o pena por alguien que no merece esa condolencia.
Si nos compadecemos de un canalla por el castigo que le impone la ley, alguien nos podrá decir que eso es “sympathy for the devil”.

Por otro lado, también se usa esta expresión para referirse a una narración que está planteada desde el punto de vista del malo.

The Rolling Stones, en su canción Sympathy for the Devil, juegan precisamente con los dos usos de la expresión: por un lado, la canción está escrita en primera persona y es el diablo el que se expresa (“Permitan que me presente/ soy un hombre que…”), y por otro, nos pide, él mismo, que tengamos compasión de él, pues quiere que le pongamos freno después de todas las maldades que ha cometido a través de los siglos: “Necesito un poco de control/ así que si se encuentran conmigo/ tengan la amabilidad/ muestren un poco de compasión…”

Como se ve, ni la expresión en sí  ni la canción tienen que ver con que el diablo nos resulte simpático ni nos caiga bien.

Es que el fenómeno de los “falsos amigos” es ciertamente muy curioso e interesante, sobre todo porque  parece un capricho lingüístico, una cuchufleta ideada por un duendecillo  que se divirtiera trasteando con las palabras. Pero es en realidad una mera y lógica consecuencia de la evolución del lenguaje y de los vaivenes que experimentan los significados de las palabras, según el uso que los hablantes hacen de las distintas acepciones de las mismas.
Una cuestión apasionante, ¿a que sí?



16 comentarios:

Sara dijo...

¡Cuánto sabes, Ángeles! La segunda parte de tus "Traducciones simpáticas" es tan erudita como la primera...¡Y tan graciosa!¡Cómo me he reído con tus traducciones de lo typical spanish!

Un abrazo

JuanRa Diablo dijo...

Anda, pues sí que me adelanté con lo de Sympathy for myself, digo for the devil (¡en qué estaría pensando!) Menos mal que no chafé ningún final inesperado, como pasa a veces con las pelis.

Desde luego sí es muy curiosa la evolución que llega a hacer el lenguaje y cómo se extiende a veces una confusión hasta que se generaliza y pasa a ser aceptada. Cuántas expresiones que hoy vemos tan normales podrían ser deformaciones o equívocos de expresiones del pasado.

Otra vez he disfrutado con la entrada, y además siempre aprendo algo, como lo del "trick or treat", que desconocía. De las dos opciones me inclino por la segunda. Traducir "Travesura o golosina" no tiene la gracia de ese sonoro "Truco o trato", aunque también podrían haber buscado otras parejas. ¡Chuche o chincho! (uff, no, déjalo, jajaja)

Que sepas que en adelante adoptaré ese What a salt-shaker you have!, (¡Qué grande!) que además se puede decir con acento andaluz para fusionar bien la cosa xDD
Yo sé cantar una canción en inglés con acento catalán que resulta muy chocante. Te la tengo que cantar un día xDD

Ángeles dijo...

Gracia, Sara. Como siempre, eres muy amable en tus apreciaciones, y como siempre, me alegro mucho de que te hayas reído.

JuanRa, al hablar de la evolución del lenguaje y los falsos amigos no me refería a que los errores se lleguen a convertir en 'aciertos'. Esto ocurre en ocasiones, desde luego, pero en este caso me refería a que dos palabras que hoy día son falsos amigos no lo fueron en origen. Pero los hablantes de un idioma acabaron por dejar de lado uno de los significados de una palabra, mientras que los del otro idioma lo conservaron. Así la palabra en cuestión conservó la misma forma en ambos idiomas pero significados distintos.

Me encantaría escuchar esa canción. Seguro que la cantas con mucho salt-shaker ;-)

Thank you!

Juann dijo...

Muy interesante y bien fundamentado, como siempre. Y aportando puntos de vista muy sagaces que a los demás se nos escapan. Yo, particularmente, como soy muy crítico con este país y su secular falta de cultura, achaco muchas de esas malas traducciones o el uso de expresiones transplantadas desde otros idiomas a algo que todos conocemos y que se llama "esnobismo" o "snobismo", que es algo así como adorar al becerro de oro de lo último que llega, simplemente por eso, por ponerse de moda o ser más exótico. Lo cual demuestra una enorme falta de Cultura (con mayúsculas) y de respeto por lo propio. Esto, que es raro verlo en países como Francia o Reino Unido, es muy común en este país nuestro que desgraciadamente soporta un excesivo número de paletos por KM2. Por cierto, muy bueno el ejercicio que propones al final con la "Calle del Vivero o Semillero". Muchos, probablemente, caerán en la tentación de decir Calle de la "pepinera", que no sé si significará algo. Ah, una cosa más. Mucha gente tiene una imagen distorsionada de las cosas por culpa de esas malas interpretaciones.Se me ocurre que, por ejemplo, mucha gente creía que los Rolling tenían verdadera simpatía por el Diablo, creyéndolos más terribles de lo que son en realidad. Son malos, pero no tanto.

Lan dijo...

Desde luego, Ángeles, no me imagino desfilandodo por la Quinta Avenida a la Santísima Cofradía del Copón Bendito a los gritos de “Excellent there, my soul! o “What a salt-shaker you have!”.
Y me ha sorpendido esa ocurrencia.

Ángeles dijo...

Muchas gracias, Juann. Estamos de acuerdo en todo, aunque yo no creo que a los demás se os escape nada; en todo caso será que no sois tan recalcitrantes como yo, je-je.

Gracias por tus aportaciones, tan atinadas como de costumbre.

Y no, la pepinera no es nada,por lo menos según la RAE, pero tiene mucha más gracia que el vivero :D


Pues mira, Lan, ahora que lo dices, imaginarme a la Cofradía del Copón Bendito :D por la Quinta Avenida me resulta más fácil que traducir ese nombre al inglés. Es que no me atrevo ;-)

Un saludito.

Anónimo dijo...

Bueno, y alguna idea del origen de algo tan horrible como "poner en valor"? Yo es que no lo soporto...

Saludos

Ángeles dijo...

Anónimo, parece que "poner en valor" es un galicismo, pero se considera correcto, según veo aquí:

http://www.fundeu.es/consultas-P-poner-en-valor-684.html

Aunque en español tenemos la forma "valorizar" (que a mí, por cierto, también me suena rarita), "poner en valor" sigue el patrón de "poner en peligro", y por lo tanto es una construcción "natural" en español.

¡Gracias!

MJ dijo...

¡Qué bueno!
Me ha encantado la entrada, es muy interesante y los comentarios de los lectores también. Ya me gustaría que nos copiaran las tradiciones como nosotros copiamos las de los demás... y la ocurrencia que tu llamas "tontería" es muy divertida :-)

Ángeles dijo...

Pues sí, Juan, es pa imaginarlo, pero cuesta trabajillo, ¿eh?

MJ, muchas gracias, guapa. Me alegro de que la entrada te haya parecido interesante y divertida. No puedo pedir más :-)

Mae Wom dijo...

Lo de truco o trato me hace pensar en que muchas veces nos gusta una canción por cómo suena aunque la letra sea un fiasco. Será algo propio de los seres humanos. Yo y mis asociaciones... ;)

Ángeles dijo...

Pues sí, Mae Wom. Parece que en ocasiones nos importa más la sonoridad de las palabras que su significado. Y a mí no me parece raro, pues el lenguaje es tanto sonido como significado, además de intención, claro.
Sigue asociando, que siempre sale algo interesante ☺

Anónimo dijo...

Así que pepiniere significa vivero o semillero. Eso viene de un ancestro común a nuestra "pepita" (de tomate, por ejemplo). Seguro.
Un falso amigo que me hace gracia y que he descubierto en la serie Montalbano es de "dottore" o como se escriba. Al parecer también vale para llamar a un comisario.
carlos

Ángeles dijo...

Carlos, por lo que yo sé, en Italia se le llama dottore/dottoressa a todo aquel que tiene un título universitario.

Respecto al origen común de "pepiniere" y "pepita", no sé si será como supones, pero me parece una teoría plausible. Sería cuestión de investigar...


guille dijo...

Descubrir -¿por fin!- lo de truco o trato que no acababa de pegarme.

A carcajadas con los americanos o los ingleses diciendo Excellent there, my soul! o What a salt-shaker you have!

Una mejora para la traducción de la canción de los cantos rodados.

Venir por aquí suma para un master de lenguaje.

Ángeles dijo...

No sabes, Guille, cuánto me alegran esas carcajadas. Y que ya tengas más claro lo del dichoso "truco o trato" :D

No sé si venir por aquí suma para un máster en lenguaje :) pero sí sé que para mí es una gran satisfacción que vengas.