miércoles, 13 de enero de 2010

Palabras olvidadas

Hay palabras y expresiones que de pronto y sin razón que lo justifique, desaparecen de los medios de comunicación y del habla de aquellos que, incautos, tienen como modelo esos medios.
Y no me refiero a palabras raras, antiguas o que fueron una moda que ya pasó. No, me refiero a palabras normales, de todos los días, que siguen cumpliendo su función comunicativa perfectamente y que la mayoría de nosotros sigue usando.
Será que para los que hablan en público no son suficientemente estilosas, o cool, y por eso las destierran, aunque sea para sustituirlas por otras menos certeras, o incluso incorrectas.

Por ejemplo, desde hace unos meses, en la tele ya no se oye nunca la palabra afrontar, ni las expresiones “enfrentarse a” ni “hacer frente a”. Ahora sólo se dice “enfrentar”: Es un problema que tenemos que enfrentar con valentía; tuvieron que enfrentar una situación muy difícil; no sé cómo vamos a enfrentar esto... en vez de afrontar con valentía, enfrentarse a una situación, hacer frente a esto...
Pero se ve que lo de enfrentar les parece a ellos que queda como más así, o sea, sabes, como diferente, con estilo y tal.

Tampoco se usa ya en los medios el verbo volverse. Ahora ya sólo se dice girarse.
Al principio esto únicamente se oía en algunas películas con traducciones poco cuidadas, con influencias extranjeras. Después se ve que algunos guionistas de series españolas lo encontraron chuli y lo incorporaron a sus diálogos: se giró para mirarme; me giré para no verlo; no te gires ahora... Y de ahí, este uso giratorio pasó a personas que, viendo estas series, pensaron que hablar como en la tele queda mejor y más moderno. Y así, cuando se les acerca un reportero con el micrófono en la mano dicen: Escuché un grito, me giré y vi al ladrón corriendo. O: Eran raros, cuando te cruzabas con ellos te giraban la cara.

Y siguiendo con este bello verbo, tampoco se lleva ya que los cantantes vayan de gira o hagan una gira. Ahora lo que hacen es girar, cual peonza: Fulanito girará este verano por toda España; Pepito Pérez está girando por Latinoamérica.
Qué cosas, ¿eh? Y qué mareo.
Veo yo aquí, como en otros sitios, un mimetismo tonto o pedante, de las construcciones con el verbo tour (the band is touring), que no significa girar, sino ir de gira o hacer una gira; porque en español el verbo girar no significa dar conciertos, significa dar vueltas; o cambiar de dirección (gire usted a la izquierda). Por lo menos hasta ahora.

Estos son modos recientes, pero hay también formas de decir las cosas que un día, hace tiempo, se le ocurrieron a alguien y después otros creyeron, al parecer, que esa era la única manera de decir tales cosas. Lo cual deja ver la poca originalidad y el poco dominio de su idioma que tienen algunos.
Estoy pensando en concreto en la expresión dar luz verde. Casi nunca oigo en los telediarios ni leo en los periódicos que algo se apruebe, se admita, se autorice, se acepte, ni siquiera que reciba el visto bueno. Siempre dicen lo de la dichosa luz verde: el gobierno da luz verde al proyecto de...; el ayuntamiento dio luz verde a las obras del metro; luz verde a la remodelación del parque, al plan urbanístico, etc.
Unos cuantos ejemplos de hoy mismo y días recientes:

Diario Sur,13-01-2010:
El proyecto se remonta tres años atrás, pero no ha sido hasta ahora cuando el Ayuntamiento y la empresa responsable han dado luz verde al proyecto.

El país, 13-01-2010:
-La nueva etapa de Aguas de Barcelona (Agbar) se estrenó ayer con la luz verde de sus accionistas...

-Luz verde a una obra clave para aliviar el acceso a Pontevedra.

-... 19 meses después de que se diese luz verde a la declaración de impacto ambiental.

Diario ABC, 10-01-2010
La Junta da luz verde definitiva a la implantación de Ikea en Valladolid.

El país, 07-01-2010
La Ley General de la Comunicación Audiovisual (LGCM), que esta tarde ha recibido luz verde de la Comisión Constitucional del Congreso...

Seguramente, muchas de estas personas que hablan con frases manidas, clichés y lugares comunes, son las mismas que luego se deshacen en odas a la riqueza del idioma español.
Las harán de oídas, digo yo.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Estos ejemplos sólo demuestran, como señalas tú, el esnobismo imperante entre los que se creen intelectualmente bien formados, cuando lo que están demostrando únicamente es su poco alcance teórico, su desconocimiento de nuestro idioma y su desnortada afición por las traducciones literales. La consecuencia nefasta es, como también dices, que todos acabamos hablando igual de "cool" por la influencia masiva de estos medios ¡Es totaaaal!
Sara

Anónimo dijo...

Gracias, Sara. La pedantería, el esnobismo y las traducciones literales son una plaga, y la falta de sentido común hace que esa plaga se propague sin remedio.

milibreria dijo...

¡Qué bueno que fuiste a mi blog!
Así pude llegar hasta aquí y pasar un buen rato, bueno, he leído poco todavía, pero lo leeré todo, absolutamente.
Siempre he pensado que en la educación primaria se le da muy poco importancia a la expresión oral, si pensaran que ese instrumento van a tener que utilizarlo todos los días de la vida, más aún que la escrita, ¿por qué entonces no se profundiza en su enseñanza?
Voy a seguir leyendo, pero desde ya(esta última expresión está de moda por aquí) desde YA, te sigo.
Gracias por tu invitación.
Saludos habaneros,
AD.

Anónimo dijo...

Muy acertados tus comentarios. Creo que así es como empiezan a perderse expresiones y palabras...
MJ

Ángeles dijo...

Muchas gracias, milibreria. Yo creo que no se le da importancia a la enseñanza de la lengua porque se da por hecho que es algo que se aprende solo. Craso error, naturalmente, y a la vista están los resultados.
Gracias, y espero seguir viéndote por aquí.

Ángeles dijo...

Pues sí, MJ, se pierden expresiones sencillas y naturales, a costa de sustutirlas innecesariamente por otras más estrafalarias y rebuscadas.
Gracias por tu comentario, como siempre.

loquemeahorro dijo...

¡Oye, es verdad, lo de la luz verde, que no hacen más que darla últimamente!

Y ya que hablas de "giras", antes se decía "el grupo" (de música) y ahora se oye "la banda". Cuando yo era pequeña la única banda era la del pueblo que tocaba en la plaza del pueblo, pero como en inglés se dicen "band" pues ea, ahora todos tienen una "banda".

Anónimo dijo...

Ah! pues me has dejado de piedra con lo de girar (-se). Nunca habría pensado que era un verbo que se utilizaba muy poco o que lo empleaban equivocadamente. Pensaba que era perfectamente legítimo y que era habitual en nuestro idioma desde qué se yo cuánto tiempo atrás.

carlos

Ángeles dijo...

Carlos, no es que "girarse" esté mal, es que desde que empezó a utilizarse parece que quedó proscrito el verbo "volverse". Ya nadie se vuelve, todo el mundo se gira, yo no sé por qué.