miércoles, 8 de marzo de 2017

Ha vuelto a ocurrir


En este blog nos gusta imaginar de vez en cuando que los libros hacen una fiesta peculiar, una especie de baile literario en donde unos se emparejan con otros de manera caprichosa. Y al abrazarse con esa pasión que tienen los libros, ocurre que sus títulos se mezclan, dando lugar a títulos nuevos que sólo existen en nuestra imaginación.
Por ejemplo, si El pajarito blanco de J.M. Barrie se mezclase con Exploradores del abismo, de Enrique Vila-Matas, el resultado podría ser un nuevo libro titulado "El pajarito del abismo"; o si El dominico blanco de Gustav Meyrink se fundiese con El diablo en las colinas, de Leonardo Sciascia, se crearía una novela diferente titulada "El diablo blanco".

La primera vez que hicimos este cóctel de títulos pensamos que podríamos dar  un paso más, que estaría bien inventar los argumentos que podrían tener esas novelas imaginarias. Así que eso hicimos después aquí, y es verdad que resultó bastante interesante y entretenido.
Y para mayor entretenimiento aún, en aquella ocasión, quizá lo recuerden, les propuse un juego añadido: de los tres argumentos que les presenté sólo dos habían sido inventados enteramente por mí; había un tercero que correspondía a una novela verdadera, y ustedes debían adivinar cuál de los tres era el argumento real.

El caso es que ha vuelto a ocurrir. He vuelto a ver varios de mis libros danzando, abrazándose, combinándose ellos solitos como si nada.
Y como la vez anterior la cosa resultó divertida y emocionante, he pensado que a lo mejor les apetecería jugar de nuevo, como a mí; o probar por primera vez si en aquella ocasión no participaron.
Así que he observado y he elegido tres de esos títulos surgidos de la peculiar danza literaria. Y después les he otorgado sendos argumentos, de los cuales, nuevamente, dos son inventados por mí para este juego, y otro corresponde a una novela real.
¿Jugamos entonces? 

Pues bien, en esta ocasión he visto que La tormenta de nieve, de Tolstoi, se ha emparejado con Un susurro en la oscuridad de Louise May Alcott, y que de su combinación surgía Un susurro en la tormenta.

Ésta podría ser una novela con un aire dickensiano, y estar protagonizada por un niño que se marcha de su casa porque su padre adoptivo lo maltrata. Va vagando por el país y sobreviviendo como puede, encontrando a veces a buenas personas que le ayudan y lo acogen por un tiempo, y a otras que lo tratan mal.  A pesar de su infortunio, el muchacho es optimista, bondadoso y alegre, y siempre confía en que las cosas le irán bien. En el momento crucial, cuando todo se le pone en contra, conoce a un hombre que va viajando en busca de su hijo, que fue secuestrado cuando tenía pocos meses de edad. Este padre nunca perdió la esperanza de que su hijo estuviera vivo, y por eso nunca dejó de buscarlo. El hombre, que resulta ser un rico arquitecto, se encariña con este chiquillo infortunado y bueno, e incluso piensa en adoptarlo. Pero tal vez esto no sea necesario…

***

Después vi claramente cómo se mezclaban En lo profundo del bosque, de Amos Oz, y Viaje alrededor de mi habitación, de Xavier de Maistre, dando lugar así a En lo profundo de mi habitación.

Aquí podríamos tener un cuento gótico, y trataría sobre Hester, una mujer que vive una vida apacible y cómoda, aunque hay algo indefinido que no la deja estar del todo tranquila.
Un día va a un taller de costura para que le arreglen una prenda. El taller está en una planta superior de un edificio grande y elegante. Mientras la atienden, Hester nota que hay alguien en un rincón que la mira fijamente. Se vuelve y ve a una anciana. Ésta le dice algo, y aunque Hester no la oye, se asusta. Cuando se marcha, la anciana la sigue,  se acerca a ella en la escalera y vuelve a hablarle. Aunque su voz no es más que un leve susurro, esta vez Hester oye sus palabras. Entonces baja las escaleras despacio,  llega a la calle y se dirige a su casa sintiendo que en ese instante todo ha cambiado…

***

Y por último, La biblia de neón de John Kennedy Toole y La impaciencia del corazón, de Stefan Zweig  formaron, claro, La biblia del corazón.

Esta podría ser una novela de ciencia-ficción, y en ella se contaría la historia de un joven cuya situación es tan precaria que aceptará cualquier empleo. Le ofrecen uno que consiste en hacer publicidad de un salón de juegos, para lo que  deberá llevar una vestimenta muy peculiar: un traje formado por tubos de neón de colores. Será un letrero luminoso humano.
Este trabajo ha de desempeñarlo subido a una plataforma a varios metros de altura, desde donde ha de saludar y llamar la atención de los transeúntes.
El dueño del casino le paga por horas, así que el muchacho debe pasar muchas horas allí subido para ganar lo suficiente. 
Un día, el jefe se da cuenta de que lleva más de veinticuatro horas sin bajar, sin descansar, y esto le parece demasiado incluso a un explotador como él, así que le pide que baje. Pero el joven no responde, no reacciona. Entre varios empleados consigen bajarlo pero no pueden quitarle el traje luminoso, que parece haberse fundido con su cuerpo. Lo llevan al hospital y allí descubren que la sangre del joven es una especie de fluido fluorescente…


***

Y ahora díganme, ¿cuál de estos tres argumentos creen ustedes que corresponde a una novela existente?


The Fantastic Flying Books of Mr Morris Lessmore


26 comentarios:

Chaly Vera dijo...

Un susurro en la tormenta.

Sara dijo...

K.O., me declaro K. O. Quizá el último es el que más fantástico me parezca, pero, tratándose de una novela de ciencia ficción, también puede ser real. ¿Me tengo que decantar por uno? Bueno, vale, pues venga, me quedo con "Un susurro en la tormenta".

Muy bonito título "El pajarito del abismo". Invita a soñar.

Gracias por estos buenos ratos.

Besitos.

Soros dijo...

Creo que el primero.

Conxita Casamitjana dijo...

Hola Ángeles,
Divertidos siempre los juegos que nos propones, y aunque no tengo ni la más remota idea sí me apetece jugar, claro que si.
Lo primero es comentarte que te han quedado unos títulos de lo más sugerentes, mucho y los tres me parecen fantásticos, dicho esto mi voto va para el segundo, aunque cualquiera de los tres seguro que sería interesante leerlo.
Un abrazo

Macondo dijo...

Lo has hecho tan bien que me parece merecedor de ser real cualquiera de los tres argumentos. No le veo sentido a elegir uno al azar.

*entangled* dijo...

Un susurro en la tormenta.
Parece una mezcla de "Oliver Twist" y "Little Boy Lost". No creo.

En lo profundo de mi habitación.
Esta podría ser una de esas novelas de terror psicológico. Si es auténtica, el autor es una mujer. Candidatas tipo Marghanita Laski, Margaret Oliphant, Charlotte Perkins Gilman, etc.

La biblia del corazón.
Parece la menos probable. Además, como título creo que sería más adecuado "La impaciencia del neón".

Conclusión: Me quedo con la 2.

guille dijo...

Entrada leída.

me retiro a mis cuarteles de invierno a meditar la respuesta.

amenazo con que volveré mas pronto que tarde.

guille dijo...

Para que no se diga que no cumplo mis amenazas.

La segunda.

¿Por que?

Vete tu a saber. Uno tiene que reaccionar rápido ante la llegada de los tanques.

Ángeles dijo...

Gracias por jugar, Chaly.
Pronto veremos si tu elección es acertada.


Gracias, Sara, me alegro mucho de que pases buenos ratos aquí y de que el pajarito del abismo te haga soñar, como a mí ;) En cambio, de que te quedes K.O. no me alegro nada :D
Queda contabilizado tu voto para “Un susurro en la tormenta”.
Besos.


Gracias por jugar, Soros.
La otra vez fuiste ganador absoluto de este juego, ¿te acuerdas? Ya veremos si esta vez también has tenido buen ojo.


Muchas gracias, Conxita, me alegro mucho de que te guste el juego, de que participes y de que te hayan gustado las tres propuestas.
Registro tu voto para “En lo profundo de mi habitación”.
Un abrazo.


Gracias, Macondo. Me congratula que los tres argumentos te parezcan reales.


*entangled*, me encanta tu análisis de cada opción, y lo bien argumentada que queda por la tanto tu elección.
Apunto tu justificado voto para “En lo profundo de mi habitación”.

Y es verdad, “La impaciencia del neón” resulta mucho más interesante que el otro título.

Thank you!


Gracias, Guille. Espero que no tardes en cumplir tu amenaza.

Rick dijo...

Por alguna razón, "Un susurro en la tormenta" comenzó recordándome al Lazarillo de Tormes; ya ves tú adónde nos puede llevar este tipo de historias.

No sé. Las otras dos son más concretas, y tal vez por eso solo podrán sonarle a quien conozca una historia que sea justamente la que tú has pensado. O no. Soy muy malo para este tipo de juegos.

Ángeles dijo...

Eh, Guille, que ya has vuelto!
Ok, apunto tu voto para la segunda historia. Elegida por una buena razón también, por cierto.

Thankee!:D


Rick, gracias por participar... ¿o es que no participas? No sé si tu comentario indica que te decantas por la primera opción o que no te decantas por ninguna. Soy muy mala para este tipo de comentarios :D

JuanRa Diablo dijo...

Jeje, me parece muy divertido esto de mezclar títulos. Tanto que me apetece probar algún día con una entrada de este estilo.
Porque anda que no hay combinaciones...

Se me ocurre por ejemplo que si juntamos La insoportable levedad del ser, de Milan Kundera y La importancia de llamarse Ernesto de Oscar Wilde, podría surgir La insoportable levedad de llamarse Ernesto, que es la pera limonera.

Y si en una estantería convivieran juntos Lolita, de Nabokov y Oliver Twist, de Dickens, nacería Lolita Twist, la mayor inspiración para el Duo Dinámico xD

Pero, a lo que vamos, en busca del argumento real.

El primero me parece tan probable que exista que precisamente por eso lo descarto. Y el último es tan insólito que casi me obligas a no elegirlo tampoco.
Eso me deja a En lo profundo de mi habitación, como el argumento verdadero.
¡PERO NO!
Voy a arriesgarme, el verdadero es La biblia del corazón

Rick dijo...

Eeehhh... bueno, pues mi "voto" va por el susurro en la tormenta, ya puestos. Además parece creíble, ya que hay detallitos como la profesión del benefactor; y ya que Mr. Diablo cita al señor Nabokov, recordaré yo una de sus frases más características: "Los detalles, los benditos detalles son los que hacen creíble una historia". Así que...

Ángeles dijo...


JuanRa, me encantaría ver una entrada en tu blog sobre este juego.
En cuanto a tu elección, ya veremos qué tal se te ha dado, pero de entrada mola que te hayas decantado por el tercer argumento, que estaba quedando ignorado como España en Eurovisión :p


Rick, gracias por volver :)
Ya veremos si el haberte dejado guiar por Nabokov te ha llevado por buen camino.
Aunque te advierto que a vecesNabokov se equivoca, eh? :D

Anónimo dijo...

Buenas tardes,

Ángeles, gracias por esos títulos tan sugerentes y, sobre todo, por los argumentos tan bien armados. A mí, el que me suena (como si hubiera leído alguna sinopsis) es el resumen de "Un susurro en la tormenta". Pero el que más me ha enganchado es el de "La biblia del corazón". Así que nada, me dejo llevar y apuesto por "La biblia del corazón".

Saludos y suerte para todos.

Juan Carlos dijo...

Hola Ángeles, qué buena idea la de fusionar títulos de cuentos.
He leído algunos de los tuyos desde Madame Shalog hasta Pascualito y sus conjeturas, pasando por Talbot y su metamorfosis, La pelota de colores y llegando hasta Simó y Daniel con una vida perfecta, todos ellos magníficos, escritos con maestría y con ese estilo tuyo tan característico que facilita la comprensión y la lectura aunque esto no signifique, ni mucho menos, que el lenguaje desmerezca, porque muy al contrario es muy culto y sofisticadamente sutil. Me ha gustado especialmente tu tono optimista y vital. Continuaré leyéndote.

Con respecto al juego que planteas, por decir alguno, puesto que los tres me parecen bien, el denominado dickensiano puede ser el argumento más común.
Todos los argumentos son fabulosos. Enhorabuena por tu imaginación.

Saludos,
Juan Carlos

MJ dijo...

Muy interesante, como el otro juego :-)
Los tres títulos me parecen muy chulos, aunque yo les habría dado un argumento romántico, porque Un susurro en la tormenta y la Biblia del corazón suenan a películas de amor made in Hollywood con artistas de renombre y En lo profundo de mi habitación me parece un título perfecto tanto para un libro de terror como para una novela erótica... ¡Me encantan los tres títulos! Desde luego, si los viera en una librería me llamarían la atención con toda seguridad.
El que me parece más creíble como argumento es Un susurro en la oscuridad, que, aunque al final no sea una novela romántica, sí que me parece digno de un guión (con perdón) de una de las viejas películas de Joselito :-P, y a mí no me gustan las películas de Joselito ;-)
La que me da un poco de miedito es la de En lo profundo de mi habitación, pero aún así me la leería. Y la de La biblia del corazón no me casa mucho con que sea de ciencia-ficción... ¡qué se me ha metido en la cabeza que es romántica!
La que me parece que es un libro de verdad es En lo profundo de mi habitación. Así que voto por ella.

Ángeles dijo...


Muchas gracias a ti, Anónimo, por lo que dices y por participar en el juego.
Me parece buen criterio ése de “dejarse llevar”, ya veremos qué resultado da en esta ocasión. Anoto tu apuesta.

Saludos y suerte.


Juan Carlos, muchas-muchas gracias por tus palabras, eres amabilísimo. No sabes cuánto me alegra que te guste lo que has leído y la valoración tan estupenda que haces.

Muchas gracias también por lo que respecta al juego de los argumentos. Queda registrado tu voto para “el denominado dickensiano”.

Merci, Monsieur.


Gracias, MJ. Es interesante cómo cada uno interpreta, según sus gustos, su experiencia, etc, el sentido de los títulos y los argumentos.

En fin, lo importante es que te resulten atractivos y quieras jugar –aunque alguno te dé miedito, je,je-, así que tomo nota de tu voto para "En lo profundo de mi habitación".

Un saludo, romántica ;)

Perfida Canalla dijo...

Me parece un juego entretenidisimo.Me ha tenido toda la entrada leyendo.

Por cierto soy Pérfida
Un saludo coleguita

Ángeles dijo...



Hola, Pérfida. Cuánto me alegro de que te haya parecido entretenido el juego. Gracias por venir y decirlo.
¿No te animas a participar?
Un saludo.

Holden dijo...

Voy a darle mi voto a 'Un susurro en la tormenta', principalmente porque has usado el adjetivo 'Dickensiano', y eso no puede fallar :D Si Dickens me falla es que el mundo ha perdido el norte definitivamente jajaja

Ángeles dijo...

Es verdad, Holden, si nos falla Dickens, ¿qué nos queda? :D

Sin duda, el tuyo es también un buen criterio para decidir tu voto. Pronto veremos si es acertado o no en este caso.

Gracias por jugar!

Soñaba pianos blancos dijo...

¡Hola! Qué divertido el juego que proponés. Un susurro en la tormenta me recordó a El lazarillo de Tormes, es mi lectura actual pero la he pausado y tiene un comienzo bastante similar. Ya luego te diré (aunque creo que estoy equivocada jaja)
Acabo de descubrir tu blog, y me ha encantado así que me quedo a seguirte. Nos leemos♥

Ángeles dijo...

Muchas gracias, Soñaba pianos blancos. Me alegro mucho de que te haya gustado el blog y el juego.
Ya ves que no eres la única persona que se ha acordado de Lázaro de Tormes al leer el primer argumento. Cosas de la literatura ;)
Pasaré a leerte.
Saludos!

Metalsaurio dijo...

Lo leí en su día, pero yendo con prisa no pude comentar: yo voto por Un susurro en la tormenta.

Creo que tiene un argumento muy sobado pero que la humanidad se empeña en repetir :) La doy por real.

Voy a comprobarlo en la siguiente entrada!

Ángeles dijo...


Muy bien, Metalsaurio. Gracias por jugar. Y por volver!