lunes, 25 de julio de 2016

Divertimento veraniego


Quizás algunos de ustedes recuerden una entrada en la que imaginábamos que unos cuantos libros se elegían unos a otros y se emparejaban, como para bailar. Y que, en ese baile, los títulos de los libros  se mezclaban dando lugar a otros nuevos.

En aquella ocasión imaginamos que si se combinaran, por ejemplo,  El guardián entre el centeno de Salinger y Flores azules de Raymond Queneau, el resultado sería "El guardián entre flores azules". O si se fundían El último encuentro de Sándor Márai y La tienda de los suicidas, de Jean Toulé, resultaría una nueva historia titulada "El último de los suicidas".

Entonces nos limitamos a imaginar títulos, pero algunos nos quedaron tan bonitos y sugerentes que  nos pareció una pena que no fuesen libros verdaderos, es decir, que detrás de  esos títulos no hubiese realmente historias que leer.

The Fantastic Flying Books of Mr Morris LessMore
The Fantastic Flying Books of Mr Morris LessMore 
Por alguna razón hace unos días me acordé de aquella entrada, y estuve dándole vueltas a esa idea de los títulos mezclados y  las historias que podrían contener.

Y entonces, como aquella vez, empezaron a danzar delante de mí varios libros, que se iban emparejando y dando lugar a nuevas combinaciones. 

Pero esta vez estuve más atenta, y no sólo vi aparecer los títulos nuevos sino que además vi cómo se iban esbozando posibles argumentos que los respaldaban.

Los primeros libros que vi saltar de mis estantes y ponerse a revolotear fueron Las hermanas Bunner, de Edith Wharton, y Una cena en casa de los Timmins, de William M. Thackeray, de cuya combinación surgió Una cena en casa de las hermanas Bunner.

Este libro podría ser la historia de dos hermanas que están deseosas de encontrar el amor, como sus amigas y conocidas, que están ya todas casadas. Así que deciden organizar una cena e invitar a unos cuantos solteros a los que conocen, lo que provoca un escándalo social en su pequeña ciudad. Pero las hermanas están dispuestas a arriesgar su buena reputación para conseguir el amor, y siguen adelante con su plan, ignorando el enfado y el puritanismo de quienes las acusan de inmorales.
Los invitados responden, se celebra la cena y el resultado es el esperado, aunque sólo para una de ellas. A partir de ese momento la relación entre las hermanas se deteriora, porque la que no ha encontrado pareja termina recriminando a la otra con los mismos argumentos que la sociedad empleó primero contra ambas.

***

Otra de las parejas librescas de esta ocasión fue la que formaron El mentiroso, de Henry James, y Doctor Pasavento  de Enrique Vila-Matas, que dio lugar a El doctor mentiroso, cuyo argumento podría ser el siguiente: 

Un médico muy prestigioso abandona su profesión después de que un diagnóstico suyo erróneo provoque la muerte de un niño. Sus abogados consiguen librarlo de la cárcel, pero su vida como médico está acabada. No sólo porque ha perdido su prestigio, sino porque él ha perdido la confianza en sí mismo. Además, el no ir a la cárcel no hace más que aumentar su sentimiento de culpa y su remordimiento.
Tras un intento fracasado de suicidio, decide marcharse a un lugar donde nadie lo conozca y vivir dedicado al servicio a los demás. Entonces se establece en un pequeño pueblo aislado, inventa una identidad nueva y abre un taller de carpintería, profesión que aprendió de su padre y que nunca ejerció.
Así vive humildemente además de estar siempre a disposición de los vecinos, cuyo afecto y admiración se gana en poco tiempo.
Un día un hombre se pone enfermo en su taller. Mandan llamar al médico de la zona, pero éste se encuentra en otro pueblo y tardará medio día en regresar. En ese tiempo, el hombre puede morir. Mientras tanto, el “doctor mentiroso” se debate entre su deber de ayudar al vecino y su miedo a volver a equivocarse. Pero también teme revelar su identidad verdadera y  perder el buen nombre que ha conseguido en esta comunidad, como ya lo perdió en su vida anterior.

***

Por último, de la combinación de Noches blancas,  de Dostoievski, y La hierba de las noches, de Patrick Modiano, resultó, cómo no, La hierba de las noches blancas.

Éste podría tratar de un hombre perteneciente a una noble familia arruinada, que para intentar salir de su situación decide escribir un libro sobre las hazañas de sus nobles antepasados. Al contrario que éstos, él es una persona débil, cobarde y sin recursos económicos. Y con  ese libro  espera recuperar el prestigio perdido y de camino abrirse paso en el mundo de la política, que le parece la mejor manera de prosperar para un inepto como él.
Pero un día descubre que él también es capaz de defenderse con valentía y resolver a su favor una situación conflictiva. Esto le hace cambiar su concepto de sí mismo y comprender que no necesita recurrir a las glorias de sus antepasados para ser alguien en la vida.
A partir de entonces empieza a olvidarse del pasado y a construir su futuro, que no tendrá nada que ver con el espíritu aguerrido de sus ancestros sino con su verdadera naturaleza, que es la de un hombre sencillo,  bondadoso y altruista.

***

Y ahora, una vez presentados los argumentos de estos títulos imaginarios, debo revelar que aquí hay un pequeño juego escondido. Y es que de estos tres argumentos, dos han sido, efectivamente, inventados para este divertimento veraniego, mientras que uno de ellos es verdadero, es decir, corresponde en verdad a una novela existente, que no tiene por qué ser necesariamente una de las que se nombran en esta entrada.

Así pues, ¿cuál de los tres creen ustedes que es el argumento verdadero?


Casa de Mark Twain

Aquí, el resultado.

19 comentarios:

JuanRa Diablo dijo...

De las tres, la que más me ha apetecido leer es Una cena en casa de las hermanas Bunner, y a punto he estado de decir que es el argumento que no te has inventado, pero finalmente me decanto por...

¿El doctor mentiroso?

No, qué porras, me sigo quedando con las hermanas. ¡Ese es el que existe!

Sara dijo...

Pues, fíjate, yo apuesto por "El doctor mentiroso"; no sé, me da en la nariz que ése es el argumento verdadero... De todas formas, te felicito, porque las tres narraciones están de rechupete y sería un placer leer, sobre todo, "Una cena en casa de las hermanas Bunner".

Besitos.

Soros dijo...

Creo que el tercero.
Saludos.

Holden dijo...

Jo Ángeles, mira que no me gusta decepcionarte pero no conozco ni uno de los títulos que nos has puesto, como para acertar con el argumento verdadero... xD Al menos de la otra entrada (que he leído hoy, ojo) si que conocía títulos pero de esta 0. Como sea, me la voy a jugar a la primera opción: esa es la que yo diría que existe. ¡A vr quien gana! :D

Anónimo dijo...

Pues yo no sé si es rea o no pero el argumento de Una cena en casa de las hermanas Bunner es el que más me apetece leer. Si no existe, escríbelo tú, por favor.
En cambio de El doctor mentiroso ya hay una película por lo menos. Sí, el argumento es clavadito a una de Terence Hill que han puesto un montón de veces en la tele y, mira por dónde, de la que no recuerdo el títul....calla! Doctor West, se titula. Sólo que el tipo, en lugar de ser carpintero, es un jugador. Yo diré que es éste.
Y menos mal que la trama de La noche de la hierba blanca es ése; ya había imaginado yo que iba sobre algún porrero lánguido y poético.
carlos

Chaly Vera dijo...

El medico carpintero.

Macondo dijo...

No sabría decirte cuál es el verdadero, pero sí que los tres argumentos me han resultado atractivos. A tiempo estás de desarrollar los otros dos.
Feliz semana.

Ángeles dijo...


JuanRa, si resultare que la historia de las dos hermanas es la que existe verdaderamente, supongo que leerías el libro. De momento me alegro de que te haya interesado el argumento.
Gracias.


Muchas gracias, Sara, me alegra mucho que te hayan gustado las tres historias, por lo que supone sobre las dos que he inventado.

Y ya veremos si tu intuición sobre el doctor mentiroso es acertada o no.

Besos.


Gracias, Soros.
Un saludo.


Holden, my friend, te aseguro que no me decepcionas en absoluto por no conocer unos cuantos títulos.
Y precisamente se trata de eso, de acertar, de especualr, de intentar adivinar... de jugar.

Apunto tu voto para el primer argumento.

Gracias!


Carlos, me alegro de que te haya gustado la historia de las dos hermanas. Mira que si resultara ser ésa la verdadera… Estaría bien, porque yo no me veo capaz de escribirla, aunque te agradezco el entusiasmo.

Pero, oye, me dejas de piedra con lo que dices de la película ésa del Doctor West. He buscado información y leído el argumento, ¡y no se parece en nada al Doctor mentiroso!! Creo que la memoria te ha traicionado :D

Pero eso no impide que la historia de nuestro doctor pueda ser la verdadera, claro está.


Gracias, Chaly.


Muchas gracias, Macondo, me alegra mucho que te gusten los tres. Lo de desarrollar los dos inventados… eso ya son “otros López”, pero gracias por la sugerencia.

Feliz semana para ti también.

Conxita Casamitjana dijo...

Ángeles no he leído ninguno de los que has comentado, así que me voy a lanzar a la piscina... y me voy a decantar por "el médico mentiroso", aunque el de las hermanas también me ha encantado y el tercero, ese ser débil que descubre que es mucho más de lo que piensa...vamos que el tercero también, jajaja pero si se trata de jugar, me quedo con el médico.

Es evidente que no tengo ni idea de cuál es el que realmente existe, pero los dos que no existen te felicito porque has esbozado unas historias que estoy segura que me encantarían leer. Así que a ver si te animas.
Un saludo

Ángeles dijo...

Qué bien, Conxita, me encanta que no sepas por cuál decidirte, jaja.

Muchas gracias por jugar y por tus amables palabras.

Saludos!

*entangled* dijo...

La historia "El doctor mentiroso" se ajusta bastante a un argumento lateral de la película "The Greatest Show on Earth" (1952) (En español "El mayor espectáculo del mundo") dirigida por Cecil B. DeMille.

En ésta, un payaso de circo ("Buttons") interpretado por James Stewart, es en realidad un médico que ha provocado la muerte de su esposa, enferma incurable, y buscado por la policía, oculta su identidad tras el maquillaje de payaso.

En un traslado del circo en tren, éste sufre un accidente y la vida de muchos empleados del circo peligra. James Stewart debe decidir si revelar su condición de médico y ayudar a los heridos, o permanecer en el anonimato para eludir a la ley.

Saludos.

guille dijo...

Jo, como estaba de viaje al ver que en esta entrada había juego esperaba que ya estaría resuelta la adivinanza.

Ahora voy a tener que jugar sin ventaja.

El doctor mentiroso. Eso de empezar una nueva vida con otra identidad y ocupación es muy novelero.

Y algo que deberíamos incluir como posibilidad en nuestra realidad si no nos parece suficiente.

Tienes una imaginación desbordada. Y además sabes expresarla con claridad e interés. Es empezar a leerte y no poder parar hasta el final.

Yo soy asi, ya te haré un comentario positivo otro día.

Ángeles dijo...

Pues sí, *entangled*, sí que hay aspectos en común entre el “doctor mentiroso” y la película. Pero, como apunta Guille, el tema del inicio de una nueva vida bajo una identidad diferente, y los conflictos que de ahí derivan, es recurrente en la literatura y en el cine, así que no es extraña la coincidencia.

Pronto veremos si es ésta la novela verdadera que buscamos.

Gracias por jugar y por recuperar el recuerdo de esta película.


Así es, Guille, el tema del doctor mentiroso es “muy novelero”, casi tanto como el del jugador ventajista al que le sale mal la jugada, je,je.

Muchas gracias. Y mientras llega ese comentario positivo, te aseguro que me conformo muy conforme con este que me dejas ;)

MJ dijo...

¡Me encantan los tres argumentos! Me decanto por el de las hermanas, suena a novela del siglo XIX. Pero me he quedado pensando en el del médico mentiroso por lo que ha dicho algún compañero sobre "El mayor espectáculo del mundo". Vi la peli hace mucho tiempo pero ya no me acuerdo, aunque tiene que ser una gozada ver a James Stewart (con lo que me gusta) en ese personaje. Pero me quedo con la cena de las hermanas.
Ya tienes argumento para dos novelas, anímate, te quedarían geniales.

Ángeles dijo...

Gracias, MJ, me alegra mucho que te gusten los tres argumentos :)

Yo también creo haber visto la peli que refiere *entangled*, pero, al igual que tú, hace mucho tiempo y no recuerdo ningún detalle. Pero ya tengo muchas ganas de verla.

Apunto tu voto. Ya ves que el argumento de las hermanas y el del médico son los más votados como novela real. A ver si es alguno de ellos.

Gracias por jugar, y por creer que yo podría escribir esas novelas que hemos imaginado.

Anónimo dijo...

Querida Ángeles:
Un pajarito de Santander me dijo que me pasará por aquí y veo que me aconsejó muy, muy bien: tienes un blog estupendo. Inteligente, culto, estimulante y divertido.
Felicidades
Marta Sanz

Ángeles dijo...

Querida Marta, qué sorpresa y qué honor.
Muchas gracias por tu visita y por tus amabilísimas palabras. Significa mucho para mí.
Gracias. Un abrazo.

Marisa C. dijo...

Qué sea el de las hermanass, porfa, qué sea el de las hermanas. Por cierto, ¿no ha te ha contratado ninguna editorial para dar ideas a sus escritores de cartera? Vales para esto, ;D. Abrazos.

Ángeles dijo...

Marisa, así que el de las hermanas también te ha gustado a ti... la cosa da que pensar, eh? :D Bueno, ya puedes comprobar si se cumple tu deseo o no.

Y no, ninguna editorial me ha contratado para eso, que me parece una idea muy bonita, por cierto :)

Abrazos.