lunes, 8 de junio de 2009

Los títulos de las películas



La semana pasada los alumnos comentaban en clase lo diferentes que son en muchas ocasiones los títulos originales de las películas de los que se les ponen es español.
Algunos decían que es una costumbre absurda y que se deberían limitar a traducir los títulos originales.

Es cierto que a veces es innecesario inventarse títulos nuevos que nada tienen que ver con los originales. Pero también es verdad que con mucha frecuencia no hay más remedio, si no se quiere dejar el título en su idioma original.
Y es que no es raro que un título de película resulte, al traducirse, una frase sin sentido, o sin gracia, o incoherente; o que suene ‘rara’, poco natural; o simplemente que no suene bien, que no resulte comercial. Porque los idiomas no son calcos unos de otros; cada uno tiene su ‘personalidad’, y es frecuente que lo que en uno suena perfectamente natural, o ingenioso, o rítmico, o poético… en otro no tenga nada de esa esencia original.
Por eso a veces es necesario echar mano del ingenio –o simplemente del sentido común, o del espíritu comercial- y crear un título nuevo para estrenar la película aquí.


De todas formas, parece que poco a poco se impone la costumbre de estrenar las películas (por lo menos las de título inglés) con su nombre original, tal cual: Million Dollar Baby, Resident Evil, Ocean’s Eleven, Lost in Traslation, Passengers, American Gangsters, Outlander, etc.
Es lo que se hace desde siempre en la mayoría de los paises, aunque a veces también en ellos se adapta ligeramente el título. Por ejemplo, El Laberinto del Fauno es en Gran Bretaña Pan’s Labyrinth; La lengua de las mariposas es Butterfly; Marcelino pan y vino es The Miracle of Marcelino. Claro, en este caso, el título en español es una rima, la cual se pierde al traducirlo a otro idioma. “El milagro de Marcelino”, en cambio, da una idea más clara del contenido o la orientación de la película.
Por otro lado, Tacones lejanos es High Heels (“tacones altos”). Tacones lejanos tiene reminiscencias de la clásica Tambores lejanos y puede tener algo de gracia. En inglés, obviamente, se pierde ese juego de palabras, y se opta por un título acorde con el contenido del film.
En otros casos los títulos españoles se traducen literalmente si la gramática, la estética lingüística y el famoso espíritu comercial lo permiten: Spirit of the Beehive (El espíritu de la colmena); The Red Squirrel (La ardilla roja); Talk to Her (Hable con ella); All about my mother (Todo sobre mi madre); The Orphanage (El orfanato)…
Pero la mayoría de las veces se quedan en español. Y las películas, con subtítulos, claro. Nada de doblaje.

La cuestión es que hay ocasiones en las que ‘retocar’ el título parece una necesidad.
Hay de esto incontables ejemplos en el cine clásico. Recuerdo, por ejemplo, una película antigua, de los años cincuenta, cuyo título original es D.O.A. Estas siglas corresponden a ‘Dead On Arrival’ (literalmente, ‘muerto al llegar’), que es la fórmula que se usa en los informes oficiales para indicar

que la víctima llegó ya muerta, y cuyo equivalente en español sería "ingresó cadaver". Es obvio que en español no se podía mantener ese título formado por siglas. Y como lo de "muerto al llegar" no suena natural, e "ingresó cadáver" quizá no era muy adecuado para los años cincuenta, supongo que por estas razones se optaría por una frase intrigante y sonora como es Con las horas contadas.


Y seguramente algo parecido pasó con la famosísima y clásica Con faldas y a lo loco. El título original es Some Like it Hot, literalmente, “a algunos les gusta caliente”. Me imagino que tal título, el original, hace referencia a una frase de una cancioncilla popular, que continúa “a otros les gusta fría”, y que se refiere a esa comida tan británica llamada ‘porridge’, que es algo parecido a las gachas.
Pero en español, ese título habría sonado un poquito raro y sin referencia alguna. Parece claro que se imponía la necesidad de titular la película de otra manera. A mí Con faldas y a lo loco me parece un título afortunado, cómico, que hace referencia directa al argumento e incluye además esa expresión- “a lo loco”- que sí es muy popular para el espectador español.


11 comentarios:

Lan dijo...

Pues muy ilustrativo.
Gracias.

Ángeles de los Santos dijo...

Muchas gracias.

Anónimo dijo...

Es verdad que, según el caso, se impone o no la necesidad de "trastornar" un título para que suene, si no bien, al menos llanamente inteligible en la lengua vernácula. Es más, da muchísima rabia no entender qué se quiere decir con un título original. A mí me ocurre que deliro cuando intento darle sentido a "Eyes wide shut" y tengo que llamarla, sencillamente, "West side story"... Como si tuvieran algo que ver...
Sara.

Ángeles de los Santos dijo...

Pues sí, Sara, el título que te hace delirar es que es raro, algo así como 'Ojos cerrados de par en par'. Es un estupendo ejemplo del tema que nos ocupa. Y nunca se me había ocurrido pensar en la similitud visual que tiene con el otro.

Gracias.

Anónimo dijo...

Me ha encantado esta entrada. Muy ilustrativa. me ha sorprendido, porque yo que siempre le doy muchas vueltas a todo, nunca había pensado en cómo se traducirían los títulos españoles a otros idiomas.
Muchas gracias por hacerme reflexionar sobre un tema que me gusta tanto. Estoy deseando leer las siguientes partes de los "Títulos de cine".
Muy bien.
MJ

Anónimo dijo...

Está muy chulo. Las reflexiones son muy curiosas y muy ilustrativas, ya que nosotros no sabemos los títulos en inglés.
¡Si que se lo pasarán bien tus alumnos en tus clases!

Eva

Ángeles de los Santos dijo...

Muchas gracias, MJ y Eva. Me alegra mucho que os haya gustado.
Parece que sí, que los alumnos lo pasan bien, pero creo que yo lo paso mejor aún.

Anónimo dijo...

Me ha divertido mucho este artículo porque junta Cine y el tema de las palabras que nos ocupa siempre.
Además me ha abierto los ojos porque nunca había pensado en cómo traducirían en el mundo anglosajón los títulos de nuestras pelis.
Algo en lo que discrepo contigo es en el porqué de la transformación de la traducción literal de "Some like it hot". A mí me parece que, en lugar de sonar a algo sin sentido, la Censura sí que debió entender "algo" con muchííísimo significado y temperatura.

carlos

Ángeles dijo...

Me alegro de que te hayas divertido, Carlos, que es siempre sienta bien.

Y probablemente tienes razón respecto a "Some like it hot" y la censura, je,je... qué mentes calenturientas :D

JuanRa Diablo dijo...

Otro caso de traducción curiosa que me viene a la cabeza. Una película de los 80 que protagonizó Julie Andrews se titulaba originalmente S.O.B. (Son of a bitch, creo entender), y en España se tituló "SOB: Sois honrados bandidos" ¿¿Desde cuando Honrados es sin H?? jajaja

Ángeles dijo...

Ah, es que seguramente ese título lo idearon para ganar el concurso de títulos tontainas que se celebra cada año en Tortilla Flat, Arizona :DD