martes, 15 de febrero de 2011

Ortografía? Pa ke?


He encontrado la prueba fehaciente de que la ortografía y la gramática en general, son algo inútil e innecesario. Un caprichito de unos pocos que solo sirve para confundirnos y hacernos sentir inferiores. 

Con frecuencia paso por delante de una tienda en cuya puerta-escaparate aparecen cada cierto tiempo unos interesantes carteles, a modo de campaña publicitaria de andar por casa.
Se supone que dichos carteles nos informan  de la orientación del negocio, de las tendencias actuales en materia de moda, de los artículos de que disponen, etc.
Es verdad que hay que reconocer  el espíritu emprendedor, la iniciativa y el empuje comercial de los responsables de la tienda. Pero  aquí la cuestión que nos ocupa es otra.
Se trata de que basta con  leer los carteles para darnos cuenta de que verdaderamente cada uno  puede escribir como  quiera, sin necesidad de seguir ninguna regla,  ningún código compartido por todos los hablantes que haga posible y fácil la comunicación.
Porque sin ese código y sin esas normas nos entendemos igual. De verdad.
No hay más que echarle tiempo y paciencia al asunto,  leer cada cartel unas cuantas veces, imaginar lo que su autor quiere decir, intuir el mensaje y la intención como buenamente podamos y quedarnos con la duda de si realmente hemos entendido o no. Poca cosa.

Así que, lo dicho: la ortografía no sirve pa na.




Aquí más cartelitos


15 comentarios:

JuanRa Diablo dijo...

Pos si qe dices es verdad anjeles, murges.
Te enseñan de lo de todo en lascuela y si luego no servia panada. si me ha sentendido,aque si!

Sara dijo...

¡Cuánta razón tienes, Ángeles! Te lo juro podiobendito que no he podido entender ni una palabra de los carteles que pones como ejemplo. ¡Parece que estén escritos en chino mandarín! Si cada cual escribe como le sale del alma, no vamos a comprender ni nuestro propio idioma, y esto no sólo es peligroso, sino muy desconsiderado para quienes tenemos la sana intención de querer entender lo que leemos.

loquemeahorro dijo...

"¡Si se entiende!" Es una de las frases que más oía yo cuando aún discutía de estas cosas con señores universitarios, no con chabolistas precisamente.

Con estos carteles ha quedado demostrada mi derrota porque se entiende perfectamente que:

A un hombre un acero que se llama Félix Murges le gustan las botas altas.

Por cierto, que la caligrafía es muy creativa también y el uso de las mayúsculas ¿Cómo explicarlo?

Diría que su reino no es de este mundo.

MJ dijo...

Pues sí, así va la cosa y todavía puede ir a peor... Es raro, pero lo que más me ha llamado la atención, no es la ortografía, ni la gramática y la falta de los espacios entre palabras... ¡es el uso de las mayúsculas y minúsculas! Nunca me había dado cuenta de que tuviera tanta importancia para comprender un texto, hasta que he visto estos carteles.

Ángeles dijo...

:D Pues sí, JuanRa, en la escuela nos enseñaron un montón de cosas tontas, como eso de la ortografía.
Menos mal que ya no lo enseñan…

Efectivamente, Sara, eso de que algo nos suene a chino dejará de ser una expresión coloquial para convertirse en la pura realidad. Con lo que eso supondría, podiobendito ;-)

Loque:D, a mí también me llama la atención el uso caótico de mayúsculas y minúsculas, incluso dentro de la misma palabra.
Seguiré atenta a las andanzas del señor Félix Murges y su reino ultraterreno ;-)

Desde luego, MJ. No, si al final va a resultar que la ortografía está para algo…

Milá y Teté dijo...

Supongo que conocéis este enlace de García Márquez sobre simplificar la ortografía...
http://www.mundolatino.org/cultura/garciamarquez/ggm6.htm

A MI LO QUE ME MOLA ES ESO DE "ASÍ NO HAY DIVORCIO".

Ángeles dijo...

A mí me parece que lo de García Márquez fue una gracia poco meditada y mal explicada. Pero en eso quedó, al fin y al cabo. Gracias por el enlace.
Y sí que mola lo del divorcio...
Mucha gracias por la visita y por el comentario.

Anónimo dijo...

Podiobendito que me ha encantado. Y el "podiobendito" del comentario me ha hecho tanta gracia como los carteles de promoción.

Juan.

Ángeles dijo...

Muchas gracias, Juan.

MJ dijo...

Por cierto... ¿conocéis este blog? Me aparece una idea estupenda.

http://ladiacritica.blogspot.com/

Ángeles dijo...

Sí, MJ, lo conozco, y desde luego que es una buena idea. Los blogs se han convertido en una herramienta común en la enseñanza, y el que señalas es un ejemplo estupendo. Gracias.

Soros dijo...

Hay casos para todo. En unos se trata de ignorancia, en otros, de llamar la atención, pero, tal vez los peores, son los de los que creen que lo hacen de maravilla. He conocido a personas que, al intentar corregir sus fallos, me han dicho que lo que quería era destrozar su envidiable estilo.
Cosas que pasan.
Saludos.

Ángeles dijo...

¿Y qué cara se le queda a uno en un caso así? ¿Qué se dice?

Si no lo conoces, quizá te gustaría leer "Pregúntale al polvo" de John Fante, sobre un aprendiz de escritor convencido de que es un genio...

Gracias, Soros. Un saludo.

Anónimo dijo...

Lo siento pero es que me he descoj... con el comentario de Juan Ra.
¡Ahivá! ¡Qué fuerte es esto! Y es que el ideólogo de esta campaña sabe no solo de moda sino también de orientación matrimonial. ¡Ah! Y también sabe que hay del verbo haber se escribe con h e y. ¡Humm! esto me hace sospechar que en realidad se está quedando con todos nosotros. ¡Eso será!

carlos

Ángeles dijo...

Oye, qué interesante teoría la tuya, Carlos: claro, en realidad esto estaba hecho intencionadamente, para llamar la atención, que al fin y al cabo es de lo que se trata en publicidad.

Y nosotros picamos, ¡qué ingenuos! :D

PD:¿Te ha hecho gracia el comentario de JuanRa? Pues no sé yo por qué... :DD