lunes, 19 de diciembre de 2016

Que hablen ellos (como es tradición)



Parece que al llegar los últimos días del año, que son como una frontera del tiempo, nos entran ganas, de forma natural, de poner alguna señal en esa frontera. Algo que sea como una banderita que clavásemos en el mapa de los días.
Y para marcar ese paso de un año al otro, ese paso que por alguna razón no nos deja indiferentes del todo, en este blog tenemos la costumbre de pedir a unos amigos que nos dejen unas palabras especiales; unas palabras de esas que ellos usan tan bien y que siempre nos dan motivo para meditar.

En esta ocasión John Fante, Stefan Zweig, Sándor Márai y Robert Louis Stevenson se han puesto de acuerdo para traernos unas reflexiones sobre las palabras precisamente. 
Todos se refieren a su importancia, al papel fundamental que tienen en la vida y las relaciones humanas, aunque Stevenson más bien parece que no se fía mucho de ellas. Pero eso es lo más interesante, porque cuantas más caras tenga un diamante, más reflejos emite y más brillante es su resplandor.

El primer destello es de John Fante, que nos habla de cómo las palabras, unas palabras determinadas encontradas en un libro determinado, pueden cambiar a una persona. Yo lo creo absolutamente, yo sé que eso ocurre y que el cambio siempre es para bien:


Tenía el libro en las manos,  y temblaba mientras me hablaba del hombre y del mundo, del amor y de la sabiduría, del dolor y la culpa, y supe que yo ya no podría ser el de antes.

-John Fante. La hermandad de la uva-


Y parece que Stefan Zweig está de acuerdo; la palabras pueden causar una conmoción en nuestro ánimo, tal es su fuerza cuando proceden de lo más hondo de una persona:


Hay estremecimientos súbitos […] ciertas palabras que son del todo verdad sólo una vez, en la intimidad, brotando de un tumulto inesperado de los sentimientos.

-Stefan Zweig. La confusión de los sentimientos-


Y cuando las palabras son así, tan verdaderas porque expresan la pura esencia de quien las dice, parece que son algo más que palabras:


Y hay noches en que las palabras no suenan a falsedad, como si no fuésemos nosotros, los protagonistas de la noche, quienes las pronunciáramos, sino la noche misma.

-Sándor Márai. La gaviota-


Quizá por eso puede parecer, y quizá así sea, que las palabras, a veces, tienen autonomía; que no somos nosotros quienes las usamos cuando las necesitamos, sino que ellas vienen a nuestro encuentro cuando es el momento oportuno, y nos alumbran el camino:


Las palabras se encadenan, se ajustan unas a otras, no hay que perder el tiempo  amoldándolas; seguramente hacía tiempo que se preparaban para un gran  momento, y cuando aparecieran, como las imágenes de un sueño, surgirían de pronto y cobrarían sentido, convertidas en imágenes y frases […] El significado de las palabras no es sólo lo que significan, sino el ámbito que iluminan. Uno se pone en marcha en la oscuridad iluminada por unas pocas palabras.

-Sándor Márai. La extraña-


Y ahora llega Stevenson y nos dice que él no se fía tanto de las palabras, porque a veces se mezclan como no deberían, o porque el cerebro las elabora y les hace perder su espontaneidad:


Pero la mirada o el gesto explican las cosas en un instante, comunican el mensaje sin ambigüedad. A diferencia del lenguaje, los gestos no tropiezan por el camino con un reproche o una alusión que apartarían a tu amigo de la verdad; y además tienen una autoridad superior, pues son la expresión directa del corazón, que no ha sido transmitida mediante el cerebro infiel y sofisticado.

-Robert Louis Stevenson. La verdad de la conversación-

  
Palabras. Nuestro mundo humano está hecho de palabras. Nada existiría sin las palabras.
Y gracias a las palabras, ustedes y yo nos encontramos aquí, en este otro mundo en el que no hay gestos ni miradas, pero sí todo lo demás: significado, verdad, sabiduría, sentimiento…
Por eso quiero darles las gracias a todos ustedes por su gratísima compañía durante este año, y desearles mucha felicidad para el próximo. 
Espero que sigan acompañándome en este mundo de las palabras.


Morgan Library, New York




22 comentarios:

Macondo dijo...

Gracias por tus palabras, propias y ajenas.
Te deseo lo mejor para estas Fiestas y el Año 2017.
Un abrazo.

guille dijo...

Me quedo con Fante y con Stevenson.

Hay veces -no siempre- que encuentra palabras que ya no te dejan ser como antes de leerlas eras.

Y es bien cierto que con las palabras se puede engañar mas que con lo que se hace. Ya sabes una de mis frases preferidas: "Facta, non verba".

...aunque es precioso que se respalden los hechos con palabras justas y hermosas.

En otro vistazo a tus invitados estoy de acuerdo con Márai en que las palabras se encadenan, se ajustan. Estás escribiendo y se presentan voluntariamente a acompañar a las que ya están sobre el papel (o la pantalla).

No uso el cambio de año como época separadora, uso el dia de mi cumple...que si por mi fuera sería el dia uno de cada año. Antes no estaba.
Bueno, espera. Tampoco reflexiono sobre los últimos 365 en días en mi cumple. Solo hago lo que cada día, sea el aniversario, sea el 1 de Enero: buscar algo ilusionante.

¿O lo divertido pasará el uno y no el dos de enero?

Sara dijo...

¡¡¡Ayyyy, Ángeles, cómo me ha gustado esta entrada!!! Y eso que ya debería estar acostumbrada... ¡¡¡Es la cita (bueno, las citas) de cada año por estas fechas.

Me quedo con Stevenson, aunque creo que ha exagerado un poquitín. Es cierto que el gesto es un fiel transmisor de la verdad, pero hay verdades que solo se pueden expresar con palabras, y una de ellas es que, con la sonrisa que tengo dibujada en el rostro, te deseo todo lo bueno y lo perfecto para el próximo año. Me has hecho muy feliz este 2016. Te lo agradezco de todo corazón.

Besitos.

Soros dijo...

El sentimiento es mutuo.
Felicidades.

Chaly Vera dijo...

Me gustan las de John Fante

Besos

Holden dijo...

Desde luego que te voy a seguir acompañando en este mundo de palabras virtuales y apasionantes citas que nos traes, Ángeles. Hasta que el cuerpo aguante, como suele decirse... preo tu esto ya lo tenías claro, ¿verdad? ¡Mil gracias por las citas! En especial la primera me ha parecido una maravilla.

Felices fiestas ^^

Rick dijo...

Esa frase de Márai en "La gaviota" es casi una sentencia: cuando alguien en algún sitio consigue expresar una idea con exactitud, rotundidad y belleza, esa idea ya no es propiedad de quien la ha dicho, sino del mundo entero. Supongo que esa es la finalidad del escritor, o una de ellas.

En fin, que sigan surgiendo frases. Son parte de nuestro alimento. Y felices fiestas, y que 2017 se porte con decencia.

MJ dijo...

Unas citas muy bonitas y muy oportunas. Me han gustado todas, pero especialmente la de Sándor Márai en "La extraña". ¡Ah, palabras, palabras! ¡Qué bellas pueden llegar a ser las palabras! Y me encanta que el mundo esté lleno de ellas :-) ¡Qué sigan las entradas interesantes y tus hermosas palabras!
¡Feliz 2017!
Besitos.


Ángeles dijo...


Muchas gracias, Macondo, lo mismo digo.
Un abrazo.


Así es, Guille, tal poder tienen las palabras que pueden cambiar nuestra forma de ver las cosas. Casi nada.

Me gusta mucho eso de que las palabras “se presentan voluntariamente” cuando estamos escribiendo. Y es una sensación fantástica, ¿a que sí?

También me gusta lo de buscar lo ilusionante cada día. Porque, es verdad, hay días que están sobrevalorados. En cambio otros tan modestos como el 2 de enero pueden ser divertidísimos :D


Qué bien, Sara, me alegro mucho de que te haya gustado la entrada.
Estoy de acuerdo en que hay cosas que sólo se pueden expresar con palabras, pero cuando hablamos, el gesto y la mirada son inseparables de la palabra, e incluso sin que hablemos pueden expresar mucho. Por eso a veces es más cómodo escribir que hablar cara a cara. Y otras veces al contrario, claro.

Mis mejores deseos para ti también. Y muchas gracias por tu amabilidad y tu cariño.

Besos.


Muchas gracias, Soros, me alegra mucho saberlo.

Felicidades y abrazos.


Me alegro, Chaly. Fante es magnífico, sí.

Besos.


Qué bien, Holden, muchas gracias. Más que tenerlo claro, tenía la esperanza :D

Y me alegro mucho de que te haya gustado al cita de John Fante. Te encantaría su Bandini, I’m sure.

Felicidades y besos.


Estoy de acuerdo, Rick, la frase de Márai es muy verdadera y expresada con ese tino que sólo él tiene.

Me gusta lo que dices, que una idea así expresada es del mundo entero. Porque son frases que todos tenemos dentro, pero no sabemos darles expresión . Y cuando alguien se la da, cuando pone la idea en palabras, es como un regalo que nos hiciera.

Eso de que las palabras son parte de nuestro alimento lo podría haber dicho Márai, pero lo has dicho tú, mira por donde, y me encanta.

Felicidades and thanks for everything.


Me alegro mucho, MJ, de que os gusten las citas que he elegido. Uy, qué digo, si las han elegido ellos ;-)

Muchas gracias por tus palabras.

Besitos y buenos deseos.

*entangled* dijo...

Las palabras. Sí, son todo lo que dices, aunque…

1 A veces una imagen es al menos tan poderosa como una palabra…
2 Son precisamente las palabras las que nos permiten mentir. Pero…
3 Potencian su efecto si se unen a la música:

I am just a poor boy though my story's seldom told.
I have squandered my resistance
for a pocket full of mumbles, such are promises.
All lies and jest,
still a man hears what he wants to hear
and disregards the rest…


Sí, ya puestos, le hubiera dado el premio Nobel de literatura a Paul Simon, en vez de a ese otro pendejo.

Saludos.

JuanRa Diablo dijo...

Me agrada que el buen gusto se convierta en tradición, y esto de que cada fin de año cites a ilustres literatos para que nos deleiten con sus palabras es muy de agradecer.
Imagino que les dejaras algún licor en la mesa para que después socialicen entre ellos, ¿no?

Me han gustado todas, pero especialmente la palabras de Fante, y ese diagnóstico anatómico de Stevenson. Sí, señor, fiémonos mucho más del corazón, que es directo, sincero y transparente que del cerebro, que a veces se entretiene o tiende a jugar más con sus artimañas.

Que el año que viene te sea tan productivo como este y que todos nos sigamos viendo por aquí.

Ángeles dijo...


Es cierto, *entangled*, una imagen puede ser al menos tan poderosa como las palabras; aunque a mí me gusta pensar también que una sola palabra puede evocar mil imágenes.
Y sí que suenan bien cuando las usan determinados pendejos :D

Saludos, y gracias.


Sí, JuanRa, claro, les dejo unas copitas y unos bizcochos, es lo mínimo que puedo hacer para corresponder.
Y ahí están, debatiendo sobre si el corazón o el cerebro, el cerebro o el corazón...

Muchas gracias por tus buenos deseos, que son los míos también.

Conxita Casamitjana dijo...

Ángeles,
Muy bonita tu manera de "cerrar" el año con palabras como no podía ser menos, las prestadas muy acertadas y las propias, generosas y entrañables como este blog al que da gusto acercarse, en el que siempre se siente una bien acogida, se aprende y se comparte ese amor por los libros.

De tus citas, la de Fante la comparto del todo aunque también me siento muy cerca de las de Stevenson porque las palabras pueden ser muy bien usadas y otras ser muy engañosas y a veces lo que es, es y es justo con hechos que se demuestra y a veces no coinciden con las palabras.

Sigamos pues compartiendo letras y hechos.
Besos y felices fiestas

Ángeles dijo...


Conxita, me alegra mucho que te haya gustado la entrada, y te agradezco mucho todo lo que dices.

Y me gusta eso de compartir palabras y hechos, sí. Verba y facta, que diría nuestro amigo Guille :)

Besos y felicidades.

*entangled* dijo...

Se me olvidó desearte Felices Fiestas.

Ángeles dijo...


Muchas gracias, *entangled*.
Felicidades para ti también. And thank you for such a lovely song.

Metalsaurio dijo...

Ay, las palabras...cuántas hay y qué pocas usamos. Textos y conversaciones están llenos de ellas como de notas están llenas las canciones...y sólo unos pocos pueden hilvanar notas y palabras de forma magistral. Los demás (yo el primero) tenemos que seguir aprendiendo:)

Felicidades por seguir en el blog y muy feliz 2017!

Me alegro también de ver unas cuantas caras conocidas por aquí:)

Un saludo.

Ángeles dijo...

¡Eh, Metalsaurio, qué alegría volver a verte por aquí! Y me alegra mucho ver también que has vuelto a encender tu blog.

Es verdad, sólo unos pocos saben manejar las palabras con verdadera maestría, por eso yo sigo aquí, ya me ves, practicando y aprendiendo.

Muchas gracias, y feliz 2017 :)

RECOMENZAR dijo...

me has encantado que la vida te traiga lo que quieras feliz 2017

Ángeles dijo...


Muchas gracias, Recomenzar, qué amable eres :)
Suerte y feliz 2017 para ti también.

Anónimo dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=NuR2pc3BKGE

Ángeles dijo...


Muchas gracias, Anónimo. No conocía al grupo, y ha sido una sorpresa esta versión de una canción que me parece magistral.