jueves, 8 de septiembre de 2016

El juego de la abadesa


Si empezara esta entrada diciendo que en el siglo XII vivió en Alemania una mujer extraordinaria, una monja, que fue poeta, científica, compositora y consejera de papas y emperadores, no me daría tiempo a añadir nada más, pues en seguida dirían ustedes: “Claro, Hildegarde von Bingen”. 
Y en efecto, a ella me refiero.

Hace poco leí un artículo sobre las llamadas conlangs (constructed languages), es decir, las lenguas inventadas, los idiomas creados de manera artificial.
Los ejemplos más populares de idiomas artificiales son probablemente el esperanto y las lenguas que creó Tolkien para El señor de los anillos; y más recientemente, las creadas para la serie Juego de Tronos
Pero  hay en la historia más ejemplos, y se cree que el más antiguo es la Lingua ignota, que es el vocabulario que inventó nuestra sabia medieval, Hildegarda de Bingen, y que utilizaba para poner letra a los himnos que componía. 

Hildegard von BingenDe la Lingua ignota se conocen unas mil palabras, pero de lo escrito por la abadesa utilizando este vocabulario sólo se conserva un breve texto de pocas líneas. Este texto está escrito en latín y en él se intercalan cinco palabras “ignotas”. De esas cinco palabras sólo se conoce el significado de una (loifol, pueblo). Las otras cuatro no están incluidas en ese glosario de mil palabras, por lo que su significado es verdaderamente ignoto.

Diversos estudiosos y expertos de diferentes épocas, como Wilhelm Grimm, han propuesto significados para esas cuatro palabras misteriosas, basándose en el escaso contexto –y en su imaginación, supongo yo-. Pero no dejan de ser sugerencias y especulaciones, y lo cierto es que no podemos saber con certeza qué significados les dio Hildegarda a esas palabras.
El texto que se conserva, traducido del latín* y con las cinco palabras en lingua ignota, queda así:

Oh, orzchis iglesia, ceñida con las armas divinas y adornada con jacinto, eres la caldemia de las heridas del loifol, y la ciudad de las ciencias. Oh, oh, tú eres la crizanta en altos sones, y la chorzta joya.

A mí me parece que el texto tiene un misterio que va más allá del hecho de que no conozcamos el significado de esas cuatro palabras. Es el enigma de su forma y su sonido, de cómo suenan ahora y de cómo sonarían cuando las pronunciaba Hildegarda;  y es el misterio que produce el pensar en ella, inventando palabras, creando un lenguaje secreto, por alguna razón ignota o porque sí, por un puro e irrefrenable afán creador.
Y es el misterio del lenguaje mismo, de su íntima conexión no sólo con la mente sino con el espíritu, con la esencia del ser humano.

Pero todo esto que antecede no es más que el preámbulo para presentarles un juego que quiero proponerles, y que consiste ni más ni menos que en hacer lo mismo que la abadesa Hildegarda: crear nuestra propia lingua ignota -en proporciones reducidas, claro está- y utilizarla en un texto.

Así pues, si quieren jugar, les propongo que cada uno de ustedes invente una o dos palabras, y que me las hagan llegar o bien dejándolas  en un comentario o bien enviándomelas a mi correo electrónico.
Yo le atribuiré un significado concreto a cada una y escribiré un texto en el que irán intercaladas.
Después publicaré una entrada con ese texto para que ustedes intenten deducir -guiándose por el contexto o por su imaginación- el significado que les he atribuido.

A mí me parece que será muy interesante ver las coincidencias y las diferencias que puedan darse en sus interpretaciones o traducciones de las palabras. Por no hablar de lo mágico, sugerente y evocador que puede resultar el texto con esas  palabras ignotas creadas por ustedes.

Espero que les parezca atractiva la idea y que, una vez más, me hagan el honor de jugar conmigo.
Muchas gracias.


Sainte Chapelle, París


34 comentarios:

Sara dijo...

¡¡¡Qué interesante, Ángeles!!! Todo lo que cuentas, me gusta a rabiar y cómo lo cuentas, todavía más (ja, ja,ja).

Me muero por participar en este juego alucinante, y ya tengo mis dos palabras. Son éstas: Ledomé y sagéter.

Besitos.

JuanRa dijo...

¡Maravilloso! Ya me siento un Hildegardo en toda regla.
Oye, ¿no te decimos al menos si son sustantivos, adjetivos, verbos...?

Ángeles dijo...

Qué bien, Sara, me encanta tu entusiasmo :)
Y las palabras que has inventado también me encantan.
¡Muchas gracias!


Gracias, JuanRa, aka Hildegardo.
La categoría gramatical de las palabras la atribuiré yo también, junto con el significado, según las necesidades del texto que elabore. Es que eso supondría una dificultad diabólica, que no sé cómo se te ha podido ocurrir :D

guille dijo...

Juego divertido, me apunto con:

Virallama y Nuar

*entangled* dijo...

limalante (nombre común) y espudiar (verbo).

Para neologismos curiosos, te recomiendo ir aquí.

Saludos.

Macondo dijo...

El mío ya tiene más de mil, lo que pasa que yo no invento las palabras sino las definiciones de las que ya existen.
Vamos al grano. Mis palabras son: ORENE y ALOPAMA.
Besos.

JuanRa Diablo dijo...

Sí, mira, se me acaban de escapar de entre los labios estas dos:

VELVERIO y TOLICUAPAS

Las dos pertenecen a la familia de las lenguas de Inventalia, asi que fíjate lo valiosas que son.

Anónimo dijo...

bertillo, y ospanzo, son dos adjetivos saludossssssss

Ángeles dijo...

Gracias, Guille, me encantan tus palabras.

entangled, me alegra mucho que participes. Tus palabras ignotas me parecen muy curiosas.
No esperaba que me dijéseis también la categoría gramatical de las palabras, pero está bien: es más difícl para mí pero también lo será después para vosotros, je,je.
Gracias también por el enlace. He visitado el sitio y me ha gustado mucho ;)

Macondo, ¿tienes más de mil deficiones? (insertar icono de asombro).
Gracias por tus sugerentes palabras.
Besos.

JuanRa, tus palabras me suenan como a quechua :p aunque sean de Inventalia. Valiosísimas, ya lo creo :)

Anónimo, curiosas palabras las suyas, muchas gracias por jugar. Tomo nota de que son adjetivos, porque a mí me suenan a sustantivos.

Conxita Casamitjana dijo...

Divertido Ángeles e intrigante por ese después, me apunto.

Mis dos palabras: ALAISA y MILANI
Y como siempre un placer descubrir con tus letras todas esas cosas que desconocía.

Saludos

Anónimo dijo...

¿Pero por qué rayos inventaría esas palabras tan feas la Hildegarde esta? De verdad que es un misterio apasionante.
Mis palabras son AREUPIMA que me suena bien y GLISENFAUTO que parece un insulto, para que de todo haya.
carlos

Soros dijo...

Es muy curioso que siempre busques curiosidades.
Ahí van mis dos palabras: ñon, fixp.
Saludos.

Ángeles dijo...

Muchas gracias, Conxita
Tus palabras me parecen muy bonitas. A ver qué te parece "ese después" :)


Carlos, eres un iconoclasta :D
Me gustan tus palabras, son muy elaboradas.
¡Gracias!


No, Soros, yo no busco curiosidades: se me aparecen solas. Sin ir más lejos, mira qué dos palabras más curiosas se me acaban de aparecer :D
Saludos y gracias por jugar.

Macondo dijo...

Al decir más de mil definiciones me refiero al diccionario. Lo tienes pinchando AQUÍ o en la correspondiente pestaña de las que hay debajo del título del mi blog "Bitácora de Macondo".

Ángeles dijo...

Sí, Macondo, ya entendí que te referías a tu diccionario, lo conozco. Pero gracias por la aclaración y por el enlace.

Marisa C. dijo...

Me gusta tu reto. Pero esto se merece un mínimo de dedicación, así que volveré más tarde con más tiempo. Abrazos.

loquemeahorro dijo...

Eso mismo te iba a decir yo, esa es sin duda Hildegar... esto... bueno, pues ella.

Hija, estoy sumida en un marasmo de ... de marasmos, que me impide hasta estos juegos que son tan de mi gusto. Y estar al día (o al mes) con vuestros blogs y, lo que es peor, con el mío.

Por lo menos he podido publicar algo en el mío, y he aprovechado para hacer una mención a un amigo que tú me presentaste.

Ángeles dijo...

Estupemdo , Marisa, cuando quieras y cuando puedas.
Gracias por el interés.
Abrazos.


Loque, qué alegría verte de nuevo por aquí (y por tu blog), y qué pena que estés en sumida en ese marasmo tan... no, bizarro, no :D

Marisa C. dijo...

Lo prometido es deuda, así que allá voy con mis dos "palabros": mensabida y alzamando. Deseando estoy... Abrazos.

Ángeles dijo...

Gracias, Marisa. Yo también estoy deseando ver -y que veais- el resultado :)

MJ dijo...

¡Me encanta que hayas hablado de Hildegarda! :-)
Pero me parece difícil inventarme palabras... Mi profesor de griego en el bachillerato siempre decía que como creía que todas las palabras estaban ya inventadas le encantaba cuando algún alumno sacaba alguna inexistente. No, nosotras no creemos que todas las palabras estén inventadas ya y de ahí tu juego...
...Y después de mucho pensar estas son mis palabras: hildeñada (en honor a Hildegarda y a la ñ española) y pasator.

Holden dijo...

Claro que quiero jugar :D

La primera palabra que te propongo es Fufito, palabra inventada y que uso a menudo. Ya veremos si le pones el mismo significado que yo jajaja

la segunda es Orzaludo, que me la acabo de inventar y de imaginar un significado para ella :D

Rick dijo...

Ah, bien. He aquí dos de las que yo suelo usar: "grosmio" y "farfundio". Si te resultan más manejables en femenino, por mí no hay problema. Yo las empleo como sustantivos, pero tampoco eso importa mucho.

Ah, y muy buena esa ironía de que "en seguida diríamos nosotros Hildegarde von Bingen". Me encanta ese tipo de mala leche encubierta; porque, evidentemente, nosotros no diríamos nada. Bueno, tal vez alguien sí lo diría... ¿no?

Ángeles dijo...

MJ, tu profe de griego tenía o muy poca imaginación o mucha guasa. Y seguro que era lo segundo, je,je.

Gracias por dedicarle tiempo a esas dos palabras, que encontrarán su sitio correspondiente en nuestro texto ignoto.


Qué bien, Holden :)

Dudo mucho que le ponga yo el mismo significado que tú a 'fufito' :D que por cierto me hace muchísima gracia. Ya me dirás qué significado les has dado tú a ambas, que 'orzaludo' me suena como a cosa vikinga... ¿Por qué se me habrá venido eso a la cabeza? :D

Gracias!


Señor Rick, what a lovely surprise!

Grosmio y farfundio… menudo par de dos. Me gustan mucho.

Respecto a la ironía que dices, en realidad no hay tal, siento decepcionarte. Mi única intención era introducir el tema de una manera medianamente original; aparte de que me parece más que probable que todos o casi todos los lectores que teneis a bien pasar por aquí conozcais, aunque sea de oídas, a la erudita abadesa.

Gracias por venir y por participar :)

Manuela Mangas Enrique dijo...

Querida Ángeles:

Aunque llevo tiempo sin dejar un comentario en tu casa, ya sabes que mi cariño y admiración hacia ti siguen intactos.

Qué curioso me ha resultado que hables de Hildegarda. Tengo un disco con canciones compuestas por ella. Para mí, fue todo un hallazgo.

Me sumo a este interesante juego con dos palabras de mi querida madre: entrequedente (adjetivo) y apasconar (verbo).

Abrazos,

Ángeles dijo...

Manuela, qué bueno verte por aquí después de tanto tiempo.

Me alegra mucho que te unas al juego y con dos palabras tan especiales para ti.
'Entrequedente', por cierto, tiene un ritmo colosal :)

Gracias también por esas otras palabras tan amables.

Abrazos.

JuanRa dijo...

En menudo berenjenal te has metido, amiga! :D
Que Santa Hildegarda te ilumine!

Ángeles dijo...


JuanRa, eres la segunda persona que me dice eso :D Pero a mí, francamente, me parece un berenjeneal de lo más estimulante.

Ten en cuenta que luego, según las reglas establecidas en la entrada, vosotros tendréis que descifrar el texto resultante.

Ya hablaremos de berenjenal entonces, je,je...

Sara dijo...

Noooooo, ya me está entrando el canguelo. ¿¿¿Reglas??? ¿¿¿Qué reglas??? Yo creí que teníamos que traducir libremente. Miedo me das.

Ángeles dijo...

Noo, Sara, no te asustes, ja,ja.
Las reglas son precisamente que después de inventar vosotros las palabras y yo utilizarlas en un texto, vosotros traduzcais ese texto, intentando adivinar, intuir, imaginar o inventar su significado.
Nada más.

Holden dijo...

Para mí un animal fufito es un animal peluchón, como por ejemplo los perritos pomerania que son como pompones con patas xD

Y orzaludo significa que algo está tan delicioso como la comida sacada de una orza, es decir de una olla antigua de barro que se usaba para conservar los alimentos en aceite cuando la gente no tenía neveras xD Inventadísima por mi, of course.

Ángeles dijo...

Holden, ya verás que mi fufito no se parece en nada al tuyo. El tuyo es mucho más... fufito :D Y me gusta más.

Entonces podríamos decir, por ejemplo: "Estos merengues están orzaludos", ¿no?
¿O el concepto "orzaludo" y el concepto "merengue" son imcompatibles? :D

Holden dijo...

Incompatibles del todo. Los merengues, como mucho, están repugnantes xD

Ángeles dijo...

xD Bueno, entonces te los cambio por unas orzaludas tortitas con nata.