lunes, 1 de agosto de 2016

Divertimento veraniego. Resultado


En la entrada anterior jugamos a mezclar títulos de novelas para crear otros nuevos.
Como ya saben, Las hermanas Bunner se mezcló con Una cena en casa de los Timmins, y de ahí salió “Una cena en casa de las hermanas Bunner”; después se fundieron El mentiroso y Doctor Pasavento, y surgió “El doctor mentiroso”; y por último, la combinación de Noches blancas y La hierba de las noches dio lugar a “La hierba de las noches blancas”.

A este pequeño divertimento añadimos otro, que consistía en inventar un argumento para cada uno de esos títulos imaginarios. Y así esbozamos la historia de dos hermanas que buscan el amor a pesar de la censura social; la de un médico que inicia una nueva vida con una nueva identidad; y la de un noble venido a menos que acaba “yendo a más”.

Pero había, en realidad, un tercer elemento de juego, ya que de esos tres argumentos, en verdad sólo dos fueron ideados para la ocasión, y el restante es un argumento verdadero de una novela verdadera.
Y ése era precisamente el tercer elemento de este pasatiempo: que  ustedes adivinasen cuál de los tres argumentos era el  verdadero.

La cosa ha resultado interesante, porque la mayoría de los participantes en el juego han considerado que la historia verdadera es la del doctor mentiroso. En concreto Sara, Carlos, Chaly, Conxita, entangled y Guille se han decantado por ella.

Por su parte, JuanRa, HoldenMJ y Marisa han elegido como verdadero el argumento de las hermanas.

Y sólo uno de los participantes, Soros, cree que la historia que existe verdaderamente es la del noble venido a menos.

Es decir, de los tres argumentos, uno ha resultado “ignorado” por la mayoría, mientras que los otros dos han sido claramente preferidos por ustedes, bien como argumento verdadero, bien como argumento favorito, fuese o no verdadero.

Pues bien, he aquí la solución al enigma: el argumento que corresponde a una novela real es precisamente el menos votado, el del noble en decadencia que resurge de su ruina.
Y la novela verdadera a la que corresponde este argumento es La ilustre casa de Ramires (1900), del ilustre Eça de Queirós, máximo representante del realismo portugués.

Así pues, enhorabuena y aplausos a Soros por su tino, y muchas gracias a todos, por jugar conmigo en este “divertimento veraniego” y por haber mostrado preferencia por las historias inventadas, lo cual me llena de estival regocijo.



En la Plaza del Rossio, Lisboa

20 comentarios:

Conxita Casamitjana dijo...

Felicitarte Ángeles por la sorprendente y original entrada y a Soros por acertar en ese enigma que nos planteaste, bravo por su agudeza y conocimiento.
Déjame insistir en que cualquiera de los dos anteriores argumentos tal y como tú los planteaste serían una fantástica historia que me gustaría leer.

Un saludo

Sara dijo...

Jajajajaja, yo no sé por qué te leo siempre con un cigarro en la mano... Se me consume el cigarro, y esta vez, para colmo, me harto de reír... Soros, ¿tú has contratado a algún detective privado o algo así? Te felicito de veras; fíjate que el médico tenía hasta una peli y todo. Pues no, no era él, jajajaja.

Besitos para todos.

MJ dijo...

Eso demuestra que tienes buena inventiva para crear argumentos ya que a todos nos gustaría leer esas historias inventadas. Yo, particularmente, estaba esperando que dijeras el título verdadero de la cena de las hermanas para buscarlo. Felicidades por tu talento y felicidades a Soros por su buen tino.

Chaly Vera dijo...

Prometo que para la próxima le achuntaré.

Besos

Anónimo dijo...

Pues yo insisto en que una parte de la trama de Doctor West va sobre el médico echado a perder que, de pronto, tiene oportunidad de redimirse salvando la vida de no sé quién. Una vez que goza del favor del pueblo decide fundar un hospital pero, para conseguirlo, organiza un campeonato de póker, que es a lo que se ha dedicado tras su fracaso inicial. Lo que pasa es que es más larga que un día sin pan y esa parte queda liquidada en seguida.
Pero bueno, es una peli que no merece la pena de ver porque sólo es una simpática sandez.
Y me alegra un montón que LA Cena en casa de las hermanas Bunner esté sin escribir. Insisto: vete pensando en cómo va a ser...
carlos

Anónimo dijo...

¡Y felicidades a Soros por su buen ojo!
carlos

Ángeles dijo...

Muchas gracias, Conxita, y por favor, insiste todo lo que quieras: mi autoestima y yo te lo agradecemos muchísimo ;)

(uy, me están entrando ganas de ponerme a escribir una novela, ¿a qué se deberá? :D)

Saludos!


Sara, me encanta que se te consuma el cigarette mientras lees aquí, y si encima encuentras motivos para reír, mejor que mejor.

Ya nos dirá Soros si su acierto se debe a intuición, suerte, detective o simplemente a que conoce el libro.

Besitos.


Muchas gracias, MJ, eres muy amable, y lamento que el de las hermanas no fuera el argumento verdadero y te quedes con las ganas de leer la novela. Pero creo que el de Edith Wharton (Las hermanas Bunner), te gustaría por lo menos igual.


Chaly, he tenido que consultar el significado de “achuntar”, así que si hacemos otro juego, como este o de otro tipo, yo también espero que achuntes de lleno ;)


Carlos, no dudo que algún elemento de la trama de Doctor West se parezca al argumento del doctor mentiroso. Ya habrás visto que hay otras similitudes, como la que señaló entangled. Esto quiere decir que el tema no es muy original que digamos, mal que me pese…

Mira que si me pongo a escribir la cena de las hermanas… Pero luego no quiero comparaciones, eh? :D


guille dijo...

Oye, que yo puse la que finalmente ha sido la verdadera.





¿Cuela?

Esto me pasa por no leer a los portugueses.

Me gustan tus juegos, pon mas.

guille dijo...

Vuelvo.

Me he olvidado de picar en el seguimiento.

guille dijo...

Vuelvo.

Esta vez porque yo quiero.




pd: Véase a Miguelito y el semáforo.

Ángeles dijo...


Pues sí, Guille, por un momento ha colado, y ya casi estaba pensando en cómo salir lo más airosa posible del desaguisado :D

Gracias por tu interés. Seguramente pondré más, sí.

Y me parece fabuloso que vuelvas cuantas veces quieras, pero una de esas veces explícame lo del semáforo, anda. I don’t get it…

Macondo dijo...

De lo que se deduce que no andaba yo desencaminado cuando te invitaba a desarrollar los argumentos esbozados que no respondían al de la novela real.

Ángeles dijo...

Macondo, muchas gracias por creerme capaz de tal hazaña :)

Marisa C. dijo...

Ha sido un placer participar. Mi elección fue más cosa de preferencias que de pensar realmente en la de mayores posibilidades. Qué le voy a hacer, me pierde el ensueño. Abrazos.

Ángeles dijo...

Pues claro que sí, Marisa. De vez en cuando hay que dejarse llevar por los sueños, los ensueños y las emociones ;)
Gracias!

JuanRa Diablo dijo...

Pues nada, habrá que leer La ilustre casa de Soros

Espera... me estoy liando xD

Holden dijo...

¡Enhorabuena al ganador! jajaja es que ya te dije que no tenía ni idea,para mi era un misterio total. Sea como sea, hay que admitir que los 3 argumentos podían haber existido. Es más, ahora voy a robarte las ideas y a marcarme dos libros novedosos gracias a tu inventiva :P

Ángeles dijo...

JuanRa, a ver si nos centramos, ¿eh? ¿Pero cómo se te ocurre mezclar nombres y títulos? xD


Muchas gracias, Holden, lo del robo de ideas me lo tomo como un cumplido, si te parece bien.
Pero mira, para que no tengas que caer en el oprobio de la apropiación indebida, yo te las cedo gustosamente.
Quedas comprometido, eh? :D

Soros dijo...

Si acerté fue por intuición o, dicho de otro modo, por suerte o casualidad. No me tengas por tan gran lector.
Saludos entre viajes de verano.

Ángeles dijo...

Bueno, Soros, tan posible hubiera sido una cosa como la otra. Pero en realidad es más divertido jugar así, "a ciegas", sin conocimiento previo, a lo que mande el azar.

Saludos, y que disfrutes los viajes.