viernes, 27 de marzo de 2015

Hagan juego


Nuestro amigo Lan nos proponía hace unas semanas un interesante  juego literario que quiero presentarles con la idea y el deseo de que los lectores de este blog se animen a participar.
 
El juego o experimento consiste en que ustedes reescriban un breve texto, que yo les propondré a continuación, siguiendo unas sencillas pautas. Lo fundamental es que la historia sea la misma pero narrada de forma diferente. Para ello habrá que evitar en lo posible repetir frases y palabras del original, utilizando a su elección sinónimos, equivalencias, perífrasis, paráfrasis, circunloquios, y toda clase de recursos lingüísticos -incluido el lipograma si a alguien le place- que sirvan para nuestro propósito.
También es importante que la longitud de las versiones que ustedes escriban sea similar a la del texto del que partimos. Éste tiene 69 palabras, por lo  que sus versiones podrán tener entre 65 y 75 palabras.
 
Quienes deseen participar deberán enviarme a mi correo electrónico sus versiones, indicando  si desean que su texto sea identificado con su nombre o prefieren que aparezca bien como anónimo o bien con el seudónimo que el interesado elija. Y el plazo para ello es de doce días, es decir, desde mañana  28 de marzo hasta el miércoles 8 de abril.
 
Después publicaré una nueva entrada en la que figurarán los textos escritos por ustedes para que todos podamos leerlos todos, disfrutarlos y comentarlos, lo cual, sin duda, nos proporcionará grandes momentos de deleite y regocijo.
El objetivo de este juego-experimento no es otro que divertirnos un rato jugando con las palabras y disfrutando con sus posibilidades; comprobar cómo una misma cosa se puede expresar de muy diversas maneras, y constatar cuán dúctil, flexible y  adaptable es el lenguaje, de cuyas propiedades no siempre sacamos partido suficiente.

Sin más, este es el texto que les propongo para ser reescrito, reinterpretado, versionado o adaptado; transmutado, refundido o parafraseado:
 
“Durante todo el camino el perrito fue haciendo cabriolas, con la lengua fuera, intentando alcanzar la bolsa que el hombre levantaba y apartaba, entre risas y regañinas.
Al llegar a casa el hombre dejó los libros sobre una mesa y fue a la cocina. Mientras, el perrito se puso a dar vueltas alrededor de la mesa, mirando hacia arriba,  como si estuviera ideando  alguna estrategia para alcanzar los libros.”
(Cuento completo aquí)
 
Espero sus colaboraciones. ¡Muchas gracias!

 
 
 
 
 

17 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Bien por Lan! Ha tenido una idea buenísima.
¡Oyeeee! Que nunca te había leído tan autoritaria ¿eh?

Ángeles dijo...

Pues sí, Anónimo/Carlos ;), la idea de Lan es muy buena e instructiva.
¿Autoritaria yo? No, qué va; es que se ha manifestado la maestrilla que habita en mí, que a veces se me escapa, je,je...

Marisa C. dijo...

¡Ay! Me encantaría participar. No puedo comprometerme, pero voy a hacer todo lo posible. Tengo tiempo hasta el 8 de abril, ¿verdad? Pues voy a intentar rascar un ratillo para hacerlo. Gracias guapa. Abrazos.

Sara dijo...

¡¡¡Fantástica idea!!! Estoy deseando ver cómo resulta el experimento.

Miles de besos.

JuanRa Cabrera dijo...

Cómo me gusta la idea! Me apunto! Lo qué más me atrae es leer al final todas las nuevas versiones juntas :)

Ángeles dijo...

Marisa, espero de corazón que encuentres ese ratillo y puedas participar en el juego.
Gracias de antemano y un abrazo.

Pues sí, Sara, yo también estoy encantada con el juego y deseando ver los resultados.
Gracias por tu colaboración.

Efectivamente, JuanRa, tener juntas las diferentes versiones del texto va a resultar de lo más interesante. Espero la tuya :)

loquemeahorro dijo...

Qué idea más buena, me parece de lo más prometedor.

Pero me pilla muy mal de tiempo y con la cabeza saturadísima. Qué pena, me encantaría participar.

Por lo menos leeré vuestras respuestas que seguro que me gustan.

Ángeles dijo...

Me alegra mucho que te guste la idea, Loque, y no me alegra nada que no participes. Aunque si te diera tiempo a cambiar de opinión me volvería a alegrar.

Yo también creo que te gustarán los resultados. Ya nos dirás.

MJ dijo...

Muy buena idea. Opino como JuanRa, será estupendo ver todas las versiones juntas :-)

Ángeles dijo...

Gracias, MJ. ¿Te animas? :)

MJ dijo...

Me animo, me animo :-)

Anónimo dijo...

...Y yo me anónimo...

Anónimo dijo...

...O como anónimo me animo y arrimo...

Ángeles dijo...

¿Y como anónimo magnánimo te anímanas? :D

Anónimo dijo...

Me animé de buena gana, sin desánimo aunque sin ánima. Son cosas de la incredulidad; escenas singulares como los horizontes de sucesos. Como la vida y la muerte que son los dos principales y, de momento, ciertos. Los otros, los cosmogónicos, son tan inciertos e improbables, de momento, como incierto es su origen en singularidad unívoca. Mas bien pienso que de serlo fuera pluralidad y no otra cosa o asunto que habiéndoselo apropiado, desde los albores, unos señores con levita, sotana y mitra dijeron que se hacían con su casuística por lo que de moralidad tiene o *tenía que *parasitando ya con ellos era suficiente. Lo que los llevó a plantear juegos rimbombantes de dioses sin diosas de costumbres afines a sus intereses religiosos, o religiosas. Qué cosas. Qué cruz.

Álea iacta est don´t look back
Que en latinglis quiere decir: De suerte échale agua a la Jata para el café y no mires atrás

[*Me hubiera gustado poner solitaria, pero tenia iba bien con tenía y así verlos a ellos como parásitos, fagocitos del tiempo, de la mente de las personas que creyéndolos siguen consumiendo su falacia y otras tantas...Aunque algunos no sólo eso, sino también falacias de otro tipo, y no me refiero a las de fala, más bien a las de falo. Pues orgías montan muchas en sus casas de retiro y a puertas cerradas entran algo más que moscas en las bocas de muchos que luego predican mortificaciones y otras prédicas. Qué hipócritas.]

AnónimoAnánimo, en adelante AA

Juan M Santos dijo...

Aunque ya este comentario no tiene ninguna trascendencia, dado que ya se realizó lo que en la entrada se proponía, no me resisto a intervenir dejando estas palabras - obviamente tardías- en el espacio correspondiente. Y es que te felicito -y me felicito, y a todos los seguidores felicito- por conseguir rizar el rizo de la interactividad y por conquistar de forma incuestionable el fértil territorio del "feedback" y la participación activa. No hay nada mejor -para un lector de blog- que ser llamado a escribir y ver luego reflejado el modesto fruto de su trabajo en el mismo escenario en el que tanto ha gozado con la lectura, y, además, compartiéndolo con los restantes partícipes de la propuesta.

Ángeles dijo...

Pues me encanta lo que dices, Juan M, aunque sea con retrasillo. Eso de "rizar el rizo de la interactividad" y lo que sigue, es muy interesante y no lo había yo pensado en esos términos . Gracias!