viernes, 25 de noviembre de 2011

Parejas complejas 5

Hace ya  tiempo que no hablamos aquí sobre esas palabras que resultan tramposillas y traidoras, que hacen dueto con otras a las que se parecen un montón, y que a la primera de cambio y a poco que nos descuidemos, nos hacen confundirnos y decir digo donde debimos decir Diego. O al revés.

Es lo que venimos llamando parejas complejas, y es lo que le pasó hace poco a una señora  que departía con otra sobre la duquesa de Alba.
Comentaba la una que la aristocrática dama “tiene la cara muy rara”, y exclamaba la otra :
-¡Claro, eso es porque le hacen el botulismo!

 Sin duda se confundía la señora, y decía botulismo donde debía decir bótox.

-botulismo: Enfermedad producida por los alimentos envasados en malas condiciones.
-bótox: toxina que se inyectan los famosos en el rostro para dejar de parecerse a sí mismos.

Las personas suelen acordarse de su primera comunión, de su primer beso, de su primer libro… Yo me acuerdo de mi primera pareja compleja, que fue la que me hizo tomar conciencia de ese carácter caprichoso y juguetón que a veces muestra el lenguaje.
Esa mi primera pareja compleja era la formada por temeroso y temerario.

Ocurrió que, siendo yo una niña pequeña y un poquito marisabidilla, quise impresionar a mis mayores utilizando temerario en una frase.
Era una palabra que había escuchado por ahí y que di por hecho significaba lo mismo que temeroso.
Craso error el mío, por supuesto. Pero la ignorancia es atrevida y la inconsciencia aún más, así que un día, aprovechando una película en la que aparecía un personaje cobardica, dije yo muy ufana:
-Oh, qué tío más temerario.

Pero me duró poco la satisfacción, pues me quedé cabizbaja y cariacontecida cuando mi hermano, que me superaba ampliamente en sabihondez, me miró con benevolencia y me dijo:
-No te confundas. Un temerario es uno que hace cosas peligrosas sin darse cuenta del peligro.
Y me puso un par de ejemplos para que me quedara clarita la cosa.


Y encima el diccionario estaba de su parte:

temeroso: medroso, irresoluto. Que recela un daño.
temerario: excesivamente imprudente arrostrando peligros.

Y como si de un bucle lingüístico se tratara, de un rizar el rizo, de un girar sobre sí mismo, vemos cada día que hay temerarios cuya imprudencia consiste precisamente en utilizar las palabras sin cautela, sin la precaución de asegurarse de su significado.
Caen así en las garras de las parejas complejas, quedando su discurso maltrecho y desacertado.

Es el triste caso de la presentadora de un concurso de televisión, en el que se le preguntaba a un concursante algo relacionado con el huracán Katrina. Al respecto, la presentadora añadía que el huracán dejó la zona “completamente desbastada”.
Confusión al canto, entre desbastar y devastar.

desbastar: Quitar las partes más bastas a algo que se haya de labrar.
devastar: Destruir un territorio, arrasando sus edificios y asolando sus campos.

Sí, nos pasa mucho eso,  que utilizamos palabras a lo loco, sin miramiento; que empleamos vocablos cuyo significado creemos conocer pero desconocemos, y cometemos tropelías léxicas sin piedad.

Y hablando de piedad, tengo un ejemplo ad hoc: un día impreciso, en un programa de televisión indefinido, un señor indeterminado, refiriéndose a una mujer que había cometido un terrible asesinato, decía:
-Espero que caiga sobre ella todo el peso de la ley, y de manera impía.

Me da la sensación de que tendría que haber dicho "de manera despiadada", pues del contexto se infiere que esperaba un duro castigo para la asesina. Y el término impío se refiere a la falta de piedad religiosa, a la persona o acción irreverente e irrespetuosa con lo sagrado:

impío: Falto de piedad, de religión, contrario u hostil a la religión.
despiadado: Inhumano, cruel, sin piedad.

Y así, sin piedad, es como se portan con nosotros esas palabras maliciosas y liantes, quizá en alguna clase de venganza subrepticia y solapada...

19 comentarios:

loquemeahorro dijo...

Seguro que ya lo he contado aquí (lo hago en cualquier parte) que cuando era pequeña, me desquiciaba una tía mía que decía cosas como:

- Qué película más miedosa

¿Y la miedosa no serás tú?

No sé, pero no me imagino a la película como con miedo de que la proyecten.

- No, que no quiero, que me da miedo, no me pongáis en televisión.

loquemeahorro dijo...

Espera, me he acordado de algo que me da muchísima más rabia, porque esta entrada se llamaba "Cosas que le dan rabia a los lectores de este blog" ¿no?

Esa tía que he mencionado, era prima de mi padre, así que el 90% de la población española hubiera contado eso diciendo "Mi prima".

¿Por qué la humanidad cree que los hijos de sus primos son también sus primos? ¿Por qué el término "sobrino segundo" se resiste al público?

Por favor, Ángeles, dime tú si soy yo la equivocada, o si hubo una abducción muy chunga sobre este tema, en la que yo no estuve presente, y así me va.

Manuela dijo...

Me ha gustado mucho la entrada.
Yo tiendo a jugar con el lenguaje diciendo adrede unas palabras por otras, pero con ojo, suelo hacerlo en confianza, porque más de una vez alguno me ha mirado con una cara muy rara.

Una palabra que utilizo desde que la oí en unos dibujos animados es arenisco por arisco.
Ayer mismo, mi vecina me dijo que tuvo que ponerle un edema a su madre, cuando lo que le puso fue, obviamente, un enema.

Un dúo que la gente confunde mucho es apóstrofe (figura literaria) y apóstrofo (signo de puntuación [']).

Saludos desde el campo.

Sara dijo...

Brillante, como siempre. Me has tenido hechizada por la forma de enhebrar los razonamientos y las anécdotas.

Desde luego, tus "Parejas complejas" sí "limpian, fijan y dan esplendor" al lenguaje.

Saludos.

MJ dijo...

Me gustan tus "Parejas Complejas" y esta, además, también serviría para los "Premios Gamba"

Todas tus entradas son muy buenas.

MJ dijo...

Me gustan tus "Parejas Complejas" y esta, además, también serviría para los "Premios Gamba"

Todas tus entradas son muy buenas.

Ángeles dijo...

Loque, a tu tía le pasaba como a una chica a la que un día oí decir, en una comida, que ya no quería más, que ya estaba "satisfactoria".

Y aunque el tema de la entrada no va por donde tú crees, la cuestión de los sobrinos segundos me parece apasionante y de gran calado social. Pero lo único que puedo decir es que si está ya proscrita la denominación "primo segundo", cuánto más lo estará la de "sobrino segundo", por muy atinada que pueda ser. Y mientras, nadie se opone a nombres como "nuera" y "yerno"., que son raros y feos a más no poder.

Manuela, muchas gracias por tu aportación, y bienvenida. El caso del enema-edema (esta pareja se las trae, ¿eh?) me recuerda al de una vecina (las vecinas son geniales) que decía que a su padre ya le habían quitado el "engranaje", en vez del drenaje.

Ah, sí, a mí también me divierte confundir palabras adrede, como en "me pones en un membrete" o "estaba hecho un obelisco". Son gracias escuchadas alguna vez a algún humorista, y que adopté inmediatamente y sin recato.
Saludos.

Muchas gracias, Sara. Como siempre, no escatimas en elogios.
Un saludo.

Gracias MJ, no hacía falta que lo repitieras, pero te agradezco la insistencia, je-je.
Sí, es verdad, a veces la linea que separa una pareja compleja de un Premio Gamba es muy sutil. Pero aquí hay sitio para todo, ya verás.

loquemeahorro dijo...

La verdad es que sí lo he entendido, pero es que tengo un trauma horrible con lo de los primos (y mi tía, la de la película miedosa) y no sabía dónde contarlo, aunque no viniera a cuento :-)

Ángeles dijo...

:D No te preocupes, Loque, aquí siempre tendrás un rinconcito donde hablar de tus traumas y desahogarte. Pa eso estamos ;-)

JuanRa Diablo dijo...

Muy interesante. :)
A mí no me cabe duda, estas parejas existen para complicarnos la vida, y apostaría a que se divierten cuando las confundimos, como cuando un gemelo se hace pasar por el otro y sigue la corriente al confundido.

En mi blog, queriendo decir "espirar" (soltar el aire aspirado) escribí "expirar" (morir) Creo recordar que me corrigió un lector. Ea, cosas que pasan.

Carlos Herrera, el locutor de la COPE, es muy dado a utilizar palabras erróneas con un fin divertido pero ocurre que, a fuerza de decirlas mal tantas veces, hay quien se ha acostumbrado y las utiliza ignorando que no es correcto. "Soy fósforo de tu programa" (por forofo) o "Lo grabé en vidrio" (por video)
Aún oigo decir aquello de "en candelabro" por "en candelero" de la Mazagatos xD

Y a ver si me aclaras una cosa: oigo y leo a veces la expresión "en olor de multitudes" cuando siempre fue "en loor de multitudes" pero ya no sé si es un error muy extendido o es que ambas expresiones están admitidas.

Un saludo

Ángeles dijo...

JuanRa, buena analogía la de los gemelos. Me la guardo.

La duda que planteas sobre el olor y el loor es algo sobre lo que he leído y escuchado explicaciones varias y a veces contradictorias. En teoría la cosa queda como sigue: antiguamente, cuando moría algún religioso que era especialmente querido, se decía que había muerto "en olor de santidad", es decir, que después de fallecido desprendía un aroma divino, de bueno que era. De ahí se derivó la expresión "en olor de multitudes", en un paralelismo con la expresión anterior.
Pero entonces, ante la dificultad para captar el sentido de esta (porque lo de olor de multitudes es de verdad una expresión rebuscadilla y rara), algunos conjeturaron que en realidad sería 'loor', es decir alabanza. Y que como loor era una palabreja poco popular, se habría confundido con 'olor'.
Por lo tanto, según esta explicación, la expresión correcta y original es 'olor de multitudes'. Y supongo yo que 'loor de multitudes' se puede considerar un caso de hipercorrección.
Esto es lo que yo sé. Estaría bien que alguien nos pudiera decir algo más.

jaramos.g dijo...

Es la primera colección de "parejas complejas" que leo en tu blog. ¡Maravilloso artículo! No solo por su contenido, interesantísimo, didáctico, sino también por la manera de tratar el asunto, tu modo de escribir, ameno, elegante, sensible... Salud(os).

P.S.: Tengo una pareja: se confunden continuamente "honrado" y "honesto". Si quieres hablar sobre ella algún día...

Ángeles dijo...

Muchísimas gracias por tus palabras, jaramos. Me sonrojo, me ruborizo e incluso me pongo colorá.
Me alegra mucho que te haya gustado, de verdad.

Y gracias por la pareja compleja que propones. Me la apunto para la próxima entrega.

Mae Wom dijo...

Pues muy instructivo, como siempre en tu blog. A veces en el ardor de una conversación es fácil confundirse de "pareja" pero en fin, luego da material para reírse un rato.

Ángeles dijo...

Muchas gracias, Mae Wom.
Estamos de acuerdo: lo mejor son las risas lingüísticas subsiguientes al resbalón léxico.

Lan dijo...

Cuidado también con los tríos. No es lo mismo detectar, detestar y destetar.
Saludos :-)

Ángeles dijo...

Oh, sí, los tríos son triplemente peligrosos. Veo el tuyo y añado apertura, abertura y obertura.
Thank you.

Anónimo dijo...

LA definición de bótox es muy divertida. Apuesto a que no ha salido del diccionario.je,je,je.
Y muy entrañable cómo caíste por vez primera en la trampa que te tendieron las Parejas Complejas. Ahora, te tendrán miedo.
carlos

Ángeles dijo...

Gracias, Carlos.
La definición de bótox salió del diccionario de la DMP (Definiciones Mías Personales), je,je.

No, no, las parejas complejas no me tienen miedo, al contrario, les sigo teniendo un miedo yo a ellas... ;)