miércoles, 22 de julio de 2009

Noticias frescas (o casi)

Creo que en psicología se dice, más o menos, que la anticipación es prever las consecuencias de un hecho, de un acontecimiento determinado. Y que esta previsión se basará en la experiencia y el conocimiento que el individuo tenga de hechos semejantes.

O sea, que si una persona ha tenido mala experiencia en un examen, por ejemplo, para el siguiente es probable que tenga expectativas pesimistas. Y si hemos visto tres películas de Viggo Mortensen que nos han gustado mucho, o alguien nos ha hablado maravillas del actor, o hemos leído comentarios y críticas favorables, confiaremos en que la siguiente también nos gustará.

Lo malo de la anticipación es que nos podemos llevar un chasco de primera categoría si nuestras previsiones son deleitosas y después la realidad no se ajusta a ellas.
Pero lo bueno es lo bien que nos lo pasamos mientras tanto, disfrutando de antemano, pensando en el regocijo que nos aguarda.
Además, hay casos en los que la anticipación positiva es inevitable y la posibilidad de decepción casi inexistente. Casos en los que tenemos la certeza casi completa de que todo será igual de bueno o incluso mejor que en las ocasiones previas, esas que nos hacen ahora anticipar grandes satisfacciones.


Y eso es lo que me pasa a mí estos días, que estoy anticipando como una loca. Y me queda que anticipar, porque esos deleites que me aguardan tendrán lugar el próximo otoño y son: un concierto de Jaime Urrutia, la publicación de la nueva novela de Stephen King y el comienzo -si nada se tuerce- del rodaje del biopic sobre Edgar Allan Poe que Sylvester Stallone lleva tiempo preparando .

Respecto al concierto de Jaime Urrutia, por experiencia propia y ajena puedo creer y creo que lo pasaré bomba. Jaime canta muy bien, tiene una voz fantástica; las canciones son fabulosas; los músicos que lo acompañan son maestros en lo suyo, y el ambiente de sus conciertos suele ser
de auténtica fiesta, porque los primeros que disfrutan son ellos y lo transmiten en cada nota.














En el caso de la novela de Stephen King (Under the Dome), la gloria está también garantizada. Habrá quien no esté de acuerdo, claro. Pero es que en una producción tan extensa como la suya tiene que haber de todo, porque una cosa es ser un genio y otra una máquina infalible. Y por lo que se sabe, King es humano; todavía no hay pruebas definitivas de lo contrario. Pero el caso es que la mayor parte de su obra es espectacular, y yo, personalmente, después de Just After Sunset, la colección de relatos que publicó en noviembre pasado, me ratifico en que tras treinta años escribiendo, Stephen King no hace más que mejorar.
Por eso me da un poco de coraje -dicho sea de paso- que en algunos ámbitos haya todavía reticencia a considerarlo un escritor ‘serio’. La etiqueta de ‘autor de libros de terror’ no se despega con facilidad y da mala fama, aunque lo cierto es que ni todos sus libros son de terror –ni mucho menos-, ni los de terror son sólo de terror.
Pero esta falta de reconocimiento
intelectual en realidad no nos importa ni a él ni a sus lectores. Porque no significa mucho. En realidad, en muchas ocasiones, no significa nada, o significa cosas que nada tienen que ver con el arte ni con el talento.




Y en cuanto a la película sobre la vida y muerte de Poe, parece ya seguro que será Robert Downey Jr. quien la protagonizará, aunque también se pensó en el antedicho Viggo Mortensen para interpretar al escritor. A mí me parece que Downey es más adecuado, porque creo que no está tan identificado como Mortensen con caracteres duros y heróicos y tiene en cambio bastante de personaje mentalmente torturado. Además ha mostrado interés personal en el papel y en trabajar con Stallone.
Lo más curioso de esta futurible película es que es un muy antiguo proyecto de Stallone, que tiene el guión escrito desde hace años, pero hasta ahora no había encontrado el respaldo necesario por parte de los estudios. Y precisamente este año que se celebra el segundo centenario del nacimiento de Poe, los estudios se interesan…
Bueno, sea como sea, lo que importa es que se lleve a cabo el proyecto y que si sale como cabe esperar, mi anticipación se transformará en experiencia real y me pondré contentísima. Más de lo que ya estoy ahora.


Anticipemos, pues.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Un concierto de Jaime Urrutia, un nuevo libro de King y una película sobre Poe ¡es para estar contentísima! Cuando se unen tantas cosas que te gustan, te deleitan en el momento de degustarlas y mucho antes. Por eso no me extraña que quieras anticiparte.
No he visto muchos trabajos de Downey, pero le tengo un cariño especial porque es el protagonista de una de mis películas favoritas "Sólo Tú" y su papel era el del hombre romántico y encantador con el que soñábamos muchas adolescentes. Viggo no me gustó mucho en "Alatriste", aunque tenía buenas espectativas porque los libros me encantan.
Ángeles, anticípate todo lo que quieras y disfruta con ello.
MJ

Ángeles dijo...

Gracias, MJ, y anticipa y disfruta tú también, que seguro que la mayoría de las veces aciertas.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo en que Downey es más adecuado para el papel, no porque crea que Mortensen lo vaya a hacer mal, sino porque el primero incluso se le puede parecer fisicamente. Me ha gustado en todas las interpretaciones en que le he visto, pero especialmente me encantó en su papel de hombre-peludo en "Retrato de una obsesión", película que me gustó muchísimo por el magnífico retrato que se hace del extraño universo de la fotógrafa Diane Arbus, interpretada, creo que fabulosamente, por Nicole Kidman. Os la recomiendo encarecidamente, aunque aviso, no es la típica película que gusta al público en general.
Victoria

Ángeles dijo...

Se agradece la recomendación, Victoria.

Anónimo dijo...

Y pasados ya 4 años ¿se cumplieron tus expectativas? Por lo que he leído hasta ahora, yo aseguraría que la de Urrutia y Stephen King, si. Pero ¿y la tercera? ¿es que vio la luz esa peli? A mí no me suena haberla visto anunciar. Y, déjame ser prejuicioso, no confío nada en que Stallone supiera llevarla a cabo. Y es una verdadera lástima que este proyecto sobre Poe fuera malogrado.

carlos

Ángeles dijo...

Aciertas en todo, Carlos: aquel concierto fue magnífico; la novela de King me proporcionó grandes momentos de intriga y emoción, y la película de Poe nuevamente quedó en nada. Una verdadera lástima, como dices.

Yo sigo esperando una gran película sobre Poe, sobre su persona, que adaptaciones de sus cuentos, como sabes, hay muchas.

Y, al contrario que tú, yo sí tenía confianza en Stallone, porque lleva años intentando convertir en película su guión, y cuando alguien pone el corazón en un proyecto, suele salir algo bueno.